ARRIBES TAURINAS

Así te hemos contado la corrida de Miura en Sevilla

Imagen: Pagés
Plaza de toros de La Maestranza de Sevilla – 21 de abril de 2024:

* Toros de Miura para El Fandi, Manuel Escribano y Esaú Fernández.

El Fandi recibió a portagayola al primer toro de Miura. Un ejemplar serio y bien presentado que resultó complicado y no terminó de entregarse en la muleta. Algo reservón y parado, el de Miura no le puso las cosas fáciles a El Fandi, que se mostró voluntarioso y dispuesto. Media estocada y un golpe de descabello. Ovación con saludos 

Manuel Escribano, que fue obligado a saludar al romper el paseíllo, se fue a portagayola a recibir al segundo. Lo hizo con mucho mérito y valor, esperándolo mucho y a punto de ser cogido por el de Miura. Compartió -al igual que hizo El Fandi en el primero- el tercio de banderillas con El Fandi, y se fue a los medios a iniciar la faena con cambiados por la espalda. La faena tuvo importancia (le faltó algo de limpieza), y Escribano se mostró muy firme e inteligente, queriendo llevarlo siempre largo y metido en la muleta. Firme por ambos pitones. El de Miura, a pesar de que le faltaron mejores finales y más humillación en ciertos instantes, tuvo interés y nobleza. La espada se llevó un posible trofeo. Ovación con saludos.

Una batalla de tú a tú fue la faena al tercer toro. Tras ofrecer numerosas complicaciones en los primeros tercios, el de Miura no regaló nada en la muleta y su corto recorrido exigió mucho oficio y esfuerzo a Esaú Fernández. Y así fue. Faena de menos a más, logrando los muletazos más meritorios con la mano derecha. Interés y emoción, que se vio rubricada con una estocada entera, tendida pero efectiva. Oreja.

Una vuelta al ruedo tras petición dio El Fandi con el cuarto de la tarde. Lo recibió de nuevo a portagayola, sacándoselo finalmente con inteligencia y limpieza hasta los medios. En el último tercio, el toro de Miura tuvo nobleza, prontitud y opciones, que fueron aprovechadas por El Fandi para hilar series de esfuerzo y voluntad. Destacó la labor con la mano derecha. Estocada y petición no atendida por el palco. 

A la puerta de chiqueros se fue Manuel Escribano para recibir también al quinto de la tarde, y de nuevo el de Miura se lo puso muy complicado en el recibimiento. El toro llegó al último tercio venido a menos, resultando parado y sin entregarse. No tuvo opción Escribano, que dio la cara y lo intentó por ambos pitones. Media estocada. Ovación con saludos.

Cerró la tarde a Esaú Fernández, que decidió irse a portagayola a recibir al último toro de la feria. Hizo una buena pelea en el caballo el de Miura, que luego en el último tercio embistió sin terminar de humillar, y acortando mucho el recorrido. Esfuerzo de Esaú, muy dispuesto y con actitud con un toro complicado. Media estocada. Silencio.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!