ARRIBES TAURINAS

Sebastián Castella abre la Puerta del Príncipe en una importante tarde en Sevilla

Imagen: Pagés

Sebastián Castella ha sido el gran protagonista de la segunda corrida de la Feria de San Miguel, logrando por primera vez en su carrera abrir la Puerta del Príncipe tras cortar tres orejas a un buen lote de toros de Victoriano del Río. Al resto de la corrida, le faltó mayor entrega y raza. El diestro francés ha realizado faenas de gran altura en sus dos toros, mientras que ni Alejandro Talavante ni Roca Rey han tenido lotes aptos para el triunfo.

Sebastián Castella lidió en primer lugar al sobrero al resultar devuelto por débil el toro titular. Se lució en verónicas y chicuelinas en un recibo de capa muy aplaudido. El toro fue medido en el caballo y José Chacón saludó en banderillas. A él le brindó Castella antes de comenzar doblándose muy bien hasta los medios. Fue el inicio de una faena con ligazón y compostura por el lado derecho y templanza al natural, todo ello adornado con bonitos remates. Faena compacta y medida que remató con manoletinas. Mató de pinchazo y estocada y cortó una oreja.

En el cuarto Castella volvió a mostrar soltura con el capote. El toro embistió con vibración en el comienzo de faena y el diestro galo inteligentemente dejó la muleta puesta y ligó con emoción. También fue buena la siguiente serie con la derecha y al natural al toro le costó más embestir. Volvió a la derecha y elevó de nuevo el tono de la faena gracias a la profunda embestida de Digno, que así se llamaba el de Victoriano del Río. También hubo parón como colofón a una faena de altos vuelos que remató de estocada que le abrió la Puerta del Príncipe.

Alejandro Talavante comenzó con muletazos por alto la faena al segundo de la tarde, un toro que ya en la primera serie estuvo falto de fuelle. Le costaba llegar hasta el final de las embestidas al de Victoriano del Río y aunque el diestro extremeño lo intentó, no pudo haber conexión con el tendido, que le pidió que abreviara. Silencio.

El quinto no propició el toreo a la verónica y tampoco se dejó en la muleta. Fue el garbanzo negro de la corrida con el que Talavante no tuvo ninguna opción, de modo que abrevió.

El tercero manseó de salida y apenas dejó a Roca Rey rematar con una media y un recorte en el recibo. También manseó en el caballo y Roca Rey le plantó cara en los medios, dejando la muleta puesta y recogiendo la embestida de su oponente, que pronto echó el freno. Por el izquierdo el toro prácticamente no pasó y volvió a la derecha para dar una última serie antes de que el publico le pidiera que abreviara.

El sexto salió suelto en el capote y fue picado en la puerta. Roca Rey se dedicó a encelarlo y hacerlo en las primeras series diestras, que fueron a más. Por el izquierdo también ligó pero al toro le faltó chispa, de modo de Roca Rey optó por terminar con circulares invertidos y toreó en terreno de cercanía. Faena de mérito que pinchó. 

-> FICHA:

Se lidiaron cinco toros de Victoriano del Río y uno -quinto- de Toros de Cortés, bien presentados y de juego variado, destacando primero -sobrero del mismo hierro- y cuarto. 

Sebastián Castella, oreja y dos orejas. 
Alejandro Talavante, silencio y silencio.
Roca Rey, silencio y silencio.

Lleno de no hay billetes.

Saludaron en banderillas José Chacón, Luis Blázquez, Miguel Murillo y Manuel Izquierdo.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!