ARRIBES TAURINAS

Importante tarde de Román que roza la puerta grande con una buena corrida de Fuente Ymbro

Imagen: Plaza 1

La segunda corrida de la feria de San Isidro en la plaza de toros de Las Ventas (Madrid) tuvo como grandes protagonistas a la ganadería de Fuente Ymbro y al diestro Román. Importante tarde del torero valenciano, que rozó la puerta grande en una tarde de absoluta entrega. Cortó una oreja de ley al gran segundo de Fuente Ymbro, que lidió una buena corrida en el coso venteño. Frente al complicado quinto, a punto estuvo de cortar otra oreja por la vía de la exposición y el valor. El mexicano Leo Valadez fue cogido violentamente en dos ocasiones por el tercer toro y no pudo salir a matar al sexto. El Fandi estoqueó tres toros, pero no aprovechó la nobleza y las opciones de un lote de buena condición.

El primer toro manseó y no terminó de emplearse en los primeros tercios, pero en la muleta ofreció opciones y no tuvo mala condición. De más a menos, el de Fuente Ymbro tuvo clase, nobleza y ritmo. Desajustado y sin acoplarse nunca a sus embestidas, El Fandi completó una faena que no tuvo eco en los tendidos, y despertó algunas protestas. Media estocada tendida. Silencio.

El cuarto toro fue otro astado con opciones, embistiendo con nobleza y cierta exigencia. Había que cogerle el aire, y saber llevarlo para que rompiera hacia adelante, pero El Fandi no se acopló, ni logró poderle. Silencio.

El sexto toro cayó en manos de El Fandi, por el percance sufrido de Leo Valadez. No cambió la tónica de su tarde. Otro toro desaprovechado. Otro toro con opciones y nobleza por ambos pitones que se fue al desolladero con las dos orejas. Faena protestada y lineal, sin ajustarse ni acoplarse al toro. Silencio. 

Importante faena de Román, de menos a más con un final vibrante. El de Fuente Ymbro mostró buena condición en el caballo, aunque no se terminó de lucir puesto que derribó al picador en el primer encuentro. En el último tercio, tuvo mucha transmisión, importancia y casta. Tras unas primeras tandas de firmeza y mucha disposición, hubo que esperar hasta mitad de faena para que aquello adquiriera la rotundidad que pedía y merecía el toro. Más en corto, y apretándolo con la mano baja, el toro respondió y Román cuajó un puñado de tandas de gran mérito. Importante el final de faena, doblándose con él y dejando varios cambios de mano que pusieron en pie los tendidos. Buena estocada. Oreja de ley y fuerte ovación para el toro. Un gran toro de Fuente Ymbro. 

El quinto fue un toro más reservón, complicado y con el que hubo que tragar y exponer mucho. Así lo hizo Román, que se jugó el tipo en una faena de esfuerzo y valor. Aquello tuvo importancia y lo supo reconocer el aficionado de Madrid. Se tiró a matar con todo, y dejó una estocada entera. Tardó en caer el toro y no acertó con el descabello. Vuelta al ruedo tras dos avisos. 

No fue mal toro el tercero, que tuvo buena condición y embistió con nobleza por ambos pitones. Le faltó un punto más de fuerza y transmitió algo menos, pero dio opciones a un voluntarioso Leo Valadez. Faltó limpieza a la faena, que no tuvo rotundidad. Fue volteado en el tramo final, y prendido de manera muy fea al entrar a matar. Pasó a la enfermería. Silencio.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!