ARRIBES TAURINAS

Una corrida sumergida en la decepción bajo un ‘llenazo’ para abrir San Isidro

Imagen: Plaza 1

Arrancó San Isidro y se colgó el primer «No Hay Billetes«. Mensaje de libertad para el ministro de Cultura, al que dedicaron una desafortunada pancarta. La corrida de Alcurrucén, con más opciones que la lidiada recientemente en Sevilla, no cumplió con las expectativas, y tan solo el primer y tercer toro permitieron el lucimiento. Confirmó la alternativa García Pulido, que saludó una ovación a pesar de no terminar de aprovechar su primer toro. Una vuelta al ruedo dio Diego Urdiales tras petición, en una faena de más a menos con el tercer toro. Completó el cartel Morante, abroncado con sus dos toros en una tarde sin opciones.

El segundo toro derribó al picador en su primera entrada al caballo, y se vio obligado a pasar a la enfermería. La faena de Morante nunca llegó a romper, con un toro soso y sin ningún tipo de transmisión de Alcurrucén. Por el izquierdo tuvo algo más de nobleza, y Morante dejó un par de naturales de buen trazo. Petardo con la espada. Bronca tras aviso. 

Una gran lidia le dio Curro Javier al cuarto de la tarde, con el que sobresalió con los pares Joao Ferreira, obligado a saludar. Morante dejó una buena y destacada tanda en el inicio de faena, pero todo quedó en caso. La faena y el toro. Totalmente apagado tras esa primera tanda. Abrevió. Estocada desprendida. Pitos. 

Al tercer toro le faltó un punto más de entrega y raza, pero tuvo cierta nobleza y calidad. Se gustó con el capote Urdiales en un quite por verónicas. En el último tercio, destacó el inicio de faena, algo desajustado en una labor de más a menos. Destacó la limpieza, la torería y el buen trazo de los muletazos con ambas manos, aunque faltó mayor rotundidad. Estocada entera. Vuelta al ruedo tras petición. 

No tuvo opción Urdiales con el quinto, de nulas opciones en el último tercio. Lo intentó sin éxito ni lucimiento. Estocada desprendida tras pinchazo. Silencio.

El primer toro de Alcurrucén tuvo un buen pitón derecho, regalando embestidas con clase y humillación. No terminó de aprovechar su buena condición García Pulido, que tan solo dejó algún derechazo destacado suelto. Por el izquierdo, al de Alcurrucén le faltó mayor empuje y humilló menos. Faena con disposición y actitud, pero con altibajos. Cerró por bernadinas. Ovación con saludos tras aviso.

Cerró plaza García Pulido, dispuesto y correcto con un sexto toro soso y falto de raza. Faena breve, sin contenido destacable más allá de la actitud del joven torero. Faltó toro. Silencio. 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!