ARRIBES TAURINAS

Ministro, eres poco inteligente… muy poco

Ministro, eres poco inteligente… muy poco. Pero no nos sorprende. Eso ya nos lo imaginábamos. Quizás, quienes sí lo desconocían eran sus votantes, que ahora se encuentran perplejos ante su equivocada y populista jugada. Usted mismo se ha hecho un jaque mate. Usted mismo ha iniciado una partida que sabe que tiene perdida. Usted mismo ha comenzado una guerra, que sabe que no puede afrontar. Usted, señor ministro, está engañando a la gente. Asegura que va a eliminar el Premio Nacional de Tauromaquia, creado en el año 2011 por un Gobierno de izquierdas, porque sabe que no puede ir más allá. Pero no es solo que no pueda ir más allá, porque la Ley y la Constitución se lo impiden, es que además usted está caminando en dirección contraria a nuestro ordenamiento jurídico. Eliminar un premio destinado a reconocer el valor y difundir los valores de la tauromaquia, como patrimonio cultural español, es ir contra el mandato recogido en la Ley 18/2013. Es saltarse la ley. Ir contra ella. Y la Justicia, ya en varias ocasiones, os ha dado un escarmiento. Probablemente, les llegará otro, si acometen este nuevo atropello.

Su jugada es equivocada y populista porque no va a ningún lado. Al revés. Más allá de la aparente ilegalidad de su decisión, que refleja su ansia de censura y totalitarismo, la decisión ha tenido un efecto boomerang. Usted dice que quiere eliminar un premio nacional, y pocas horas después de su anuncio, la tauromaquia ya tiene confirmados nuevos premios en casi todo el territorio nacional. Quita uno, y ya tenemos media docena más, por el momento. Alardea de «quitarle dinero público» a la tauromaquia, y se encuentra en contraposición con el apoyo de la gran mayoría de comunidades autónomas al sector taurino. También de Castilla-La Mancha, gobernada por la izquierda.

No es nuestro estilo, ni nuestro objetivo, alardear del apoyo de un partido político determinado, o el de un gobierno en concreto. No lo queremos, ni lo necesitamos. Despreciamos que se utilice la tauromaquia como elemento político, pero también rechazamos que se ataque, se censure y se menosprecie algo tan valioso y esencial en una democracia como es la libertad. A usted, señor ministro, no le molestan los toros, ni la tauromaquia. A usted lo que le escuece y le desquicia es que las plazas de toros se llenen hasta la bandera. Que se reabran plazas que injustamente dejaron de celebrar festejos. Que los jóvenes estén acudiendo a los toros con ilusión y presuman de ello. A usted, señor ministro de Cultura, no le preocupa la cultura. De hecho, el puesto es evidente que le queda grande. Pero afortunadamente, más pronto que tarde el cargo lo ocupara otro ministro, usted será olvidado, la tauromaquia seguirá viva y el Premio Nacional de Tauromaquia volverá a convocarse. Mientras tanto, nosotros, los aficionados, seguiremos llenando las plazas. Ese es nuestro mayor premio. Y su mayor derrota. Sé valiente, y no cobarde, y dígale a sus votantes que esto no lleva a ningún sitio. Tenga sentido común, y rectifique.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!