ARRIBES TAURINAS

Más de 5.000 personas participan en la jornada de Puertas Abiertas en la plaza de toros de Sevilla

Imagen: Pagés

La Jornada de Puertas Abiertas, una de las actividades estrella en la preferia organizada por la Empresa Pagés en la plaza de toros de la Real Maestranza, ha vuelto a ser un rotundo éxito, superando la afluencia de público muy por encima de los 5.000 visitantes y participantes. De nuevo se ha batido el récord de asistencia a lo largo de las dos horas que dura esta actividad que pretende crear afición y permitir a persona de todas las edades tener un contacto directo y práctico con la plaza y los principios básicos de la Tauromaquia y que este año, además, contó con la presencia estelar del torero Juan Ortega, que se sumó a la iniciativa con la intención de tener un contacto directo con los aficionados.

El torero compartió con todos los presentes las sensaciones que experimenta cuando torea en esta plaza en una breve charla con el periodista José Enrique Moreno, pasando a continuación a firmar autógrafos y fotografiarse amablemente con todos los aficionados que lo solicitaron.

El torero valoró muy positivamente esta iniciativa de la Empresa Pagés y aseguró haber disfrutado sobre todo «de la ilusión y la sonrisa con la que se acercaban los niños para que les firmara las fotos, me ha traído recuerdos de cuando mi padre me traía a esta plaza siendo un niño y venía con esa misma ilusión».

Manifestación de afición

Como si se tratara de una auténtica manifestación de afición, a las seis en punto aficionados, visitantes y curiosos accedieron en masa por la Puerta del Príncipe al ruedo de la plaza, donde les esperaban capotes, espadas y muletas, carretones, banderillas y hasta caballos de picar que posibilitaron un contacto activo y práctico con el toreo. Como en las ediciones anteriores, todos los que se decidieron a coger los trastos y torear estuvieron asesorados por un total de 12 monitores profesionales del equipo de Eduardo Dávila Miura, colaborador de Pagés en esta acción. 

Los asistentes se encontraron con zonas en el ruedo dedicadas a los diferentes tercios y suertes del toreo. Pudieron torear con el capote, poner pares de banderillas en el carretón, torear con la muleta y hasta subir en un caballo de picar de los que se utilizan en las corridas del coso maestrante. De nuevo los más pequeños tuvieron gran peso en la jornada por acudir en gran número acompañados de sus padres, abuelos y familiares. En definitiva, aficionados de todas las edades pudieron aprender un poco más de todos los tercios de la lidia y disfrutar de este lugar único.

Ha sido la novena edición de esta actividad en la que Pagés es pionera y que tuvo como prólogo ayer jueves un Taller de Tauromaquia para escolares que reunió a más de 1.000 alumnos de distintos centros sevillanos. Ambas experiencias cumplieron con creces con el objetivo perseguido: crear afición.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!