ARRIBES TAURINAS

Castella desoreja a un buen toro de Jandilla y abre la Puerta Grande de Las Ventas

Imagen: Plaza 1

El matador de toros Sebastián Castella ha desorejado al cuarto toro de la tarde en la décima corrida de la feria de San Isidro 2023. A pesar del molesto viento, Castella cuajó una importante faena que comenzó por estatuarios. Sin moverse ni un ápice. Con muchísimo valor. Jugándose el tipo. Tragándole y consintiéndole, hasta rematar por bajo la serie, y cerrar con un templado pase de pecho. Siguió toreándolo el francés con la mano derecha con ligazón, empaque y firmeza. Salvo algún enganchón, influido también por el viento, Castella logró imponerse al toro. Al natural, la primera tanda fue soberbia. Extraordinaria. Puso Madrid en pie llevándolo muy largo, y toreando muy despacio. En el final de faena, un par de tandas templadas por ambas manos y un meritorio cierre por manoletinas pusieron un broche de oro a la faena más rotunda de la feria hasta el momento. Se tiró con todo a matar, haciendo la suerte muy despacio y matándolo en buen sitio. Dos orejas merecidas y Puerta Grande para Castella. El toro, de nombre «Rociero» y herrado con el número 87, fue ovacionado en el arrastre por su buen juego. El de Jandilla mantuvo el interés hasta el final, con embestidas encastadas, con calidad y buena condición por ambos pitones. Toro muy importante. Anteriormente, Castella no encontró el lucimiento con un primer toro justo de fuerzas, a pesar de la nobleza que tuvo por ambos pitones.

Por su parte, José Mari Manzanares no terminó de aprovechar otro buen toro, que hizo de segundo y todo se quedó en una generosa ovación. Frente al quinto, se topó con toro venido a menos y falto de empuje que imposibilitó el lucimiento. Pablo Aguado fue silenciado ante el peor lote del encierro. 

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!