El toro volvió a Las Ventas de la mano de Victorino Martín con una corrida muy bien presentada y un cartel acorde con las exigencias. Un día bastante esperado por todos que no ha defraudado. Tensión, emoción, gratitud… muchos son los sentimientos encontrados en este día y que esperamos que se puedan volver a repetir pronto.

Sergio Serrano, segundo en torear por orden de lidia, recibió a Matraco, un toro protestado desde la salida, no por la presencia si no por las pocas fuerzas que tenía. El torero albaceteño lo paró con unas dificultosas verónicas, sacándolo a los medios porque en tablas no embestía al capote. Después de dos puyazos con falta de colocación y una tercio de banderillas complicado empezó la faena con unos ayudados por bajo obligando al toro a bajar la cara. El viento perjudicó las primeras series en redondo del matador. El segundo fue un toro sin definir. Con la cara siempre a media altura y sin humillar. Las tandas fueron cortas ya que no se le pudieron dar más de tres muletazos. Sergio Serrano estuvo entregado, con firmeza y rotundidad. Por el pitón izquierdo no tenía ni un pase, con la cara siempre arriba y embistiendo a la altura del pecho. Con muchas complicaciones y sin ningún recorrido. Después que Sergio Serrano lo intentará todo con este toro mató al toro con una estocada muy fea, trasera, caída y tendida. Aun así por su entrega y pasión le ovacionaron desde los tendidos.

Como muy bien se dice en este mundo, “no hay quinto malo” y así ha sido en esta corrida. Venenoso, un toro bien presentado, con buenas hechuras y una cara como las que gustan en Madrid. De salida fue un toro complicado. Sergio Serrano toreó para el toro en las verónicas de inicio. Tras cambiar el tercio el encargado de picar al toro fue Tito Sandoval. Hay que destacar los dos puyazos que le puso. Buena colocación, llamando la atención del toro, llamándole de una larga distancia… Consiguió el reconocimiento del público con una ovación. El animal ya de salida demostraba cosas buenas, una embestida más baja que la de sus hermanos, con movimiento y nobleza y así fue también en el caballo. Empezó la faena obligando al animal por abajo. Tandas cortas con temple y profundidad en un toreo en redondo. Por el pitón izquierdo se quedaba un poco más corto en el muletazo pero aun así noble y con ligazón embistió en los naturales de Serrano que toreó con mucha suavidad y templanza, haciéndole bien las cosas al toro. Se formó una conjunción entre la calidad del toro en su embestida y la suavidad, cadencia y precisión con la que manejó los tratos el torero albaceteño. Para finalizar con una estocada entera acabó la faena y consiguió una oreja de mucho peso y valor.

Abrió el cartel Manuel Escribano con una larga cambiada a porta gayola dificultosa ya que la salida de “Gallatero” fue lenta y distraída. Los lances de saludo fueron con mucho movimiento quedándose corto en el capote y con las manos por delante. Poner banderillas es típico en Manuel Escribano y casi una marca personal. Colocó tres pares templados y con oficio. Con buena colocación en el tercio de muleta empezó la faena. El animal tuvo una embestida alta, sin ligazón y se quedó corto en la muleta. Por el pitón izquierdo fue imposible, no tuvo ni un pase. Tras una faena corta y sin posibilidades el matador se dispuso a coger el estoque. Una estocada perfecta y sin puntilla. Saludos desde el tercio para el matador y pitos en el arrastre para el toro.

El segundo de Manuel fue uno de los mejores toros junto al quinto. Un toro bien presentado al que le recibió a porta gayola. Fue un toro más alto, con buenas hechuras pero sin entrega en el capote. Banderilleó de nuevo el matador con clase y talento, probando ambos pitones del animal y un tercer par más artístico desde el estribo. Buscándole la media distancia y con una buena colocación realizó unas series de naturales con valor y entrega. Manuel entendió al toro y supo sacarle lo que tenía. Fue un toro muy en la línea de Victorino. Con una estocada entera consiguió una oreja.

A Jiménez Fortes le tocó el peor lote. Al tercero de la tarde, “Mojarro” le pudo sacar algún pase suelto en redondo y algún natural. Al salir de los pases con la cara arriba y derrotando le restó profundidad a los muletazos. Hizo una buena faena, sobre todo por el lado izquierdo, basada en la quietud. Tras un pinchazo y una estocada, caída y trasera, obtuvo el silencio de los tendidos.

Con el sexto de la tarde tampoco tuvo mucha suerte. Un toro más despegado del suelo y más descarado de cara. No le permitió lucirse en las verónicas de recibo. Un toro con una embestida muy fea y muy difícil que no le dejó ninguna opción. Tras un pequeño susto a causa de una caída del matador y varios muletazos sueltos cogió el estoque. Sin ninguna posibilidad, después de cuatro pinchazos y una estocada entera, el animal obtuvo la muerte mediante el descabello y el matador fue silenciado.

Sábado 26 de junio de 2021. Corrida extraordinaria en la Plaza de Toros de Las Ventas en Madrid. Toros de la ganadería de Victorino Martín para los diestros Manuel Escribano, Sergio Serrano y Saúl Jiménez Fortes. Casi lleno sobre el aforo permitido.

-> Manuel Escribano: de sangre toro y oro.

  • 1º toro: “Gallareto”, nº35, 510 kg, cárdeno oscuro. Estocada entera, saludos desde el tercio.
  • 4º toro: “Galapagueño”, nº23, 559kg, cárdeno oscuro. Estocada entera. Oreja.

-> Sergio Serrano: de avellana y oro.

  • 2º toro: ”Matraco”, nº96, 524kg, cárdeno bragado meano. Pinchazo y estocada caída y trasera. Ovación.
  • 5º toro: “Venenoso”, nº27, 544kg, cárdeno. Estocada entera. Oreja.

-> Jiménez Fortes: de azul marino y oro.

  • 3º toro: “Mojarro”, nº89, 509kg, cárdeno bragado meano. Pinchazo y estocada caída y trasera. Silencio.
  • 6º toro: “Muchopan”, nº33, 522kg, cárdeno bragado meano. Cuatro pinchazos y estocada entera. Silencio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!