El capote de Finito paró los relojes de Córdoba cuando recibía a la verónica al tercer toro de un desfondado encierro de Juan Pedro Domecq. Debido al poco juego de los toros, y a pesar del lleno en los tendidos, la tarde finalizó sin trofeos. Sin embargo, el puñado de verónicas ralentizando al máximo las embestidas del toro de Juan Pedro, y el toreo al natural de Morante frente al segundo, supieron a gloria. Aún se sigue hablando en Córdoba, y no se olvidarán, esas verónicas y la media de Finito. Qué torero. Qué toreo. Qué manejo del capote… 

Plaza de toros de Córdoba. Tercer festejo de la Feria de Mayo. Lleno de No Hay Billetes dentro del aforo permitido. Toros de Juan Pedro Domecq, faltos de fondo en su conjunto. Finito de Córdoba: silencio, ovación con saludos y ovación con saludos; Morante de la Puebla: ovación con saludos, silencio y silencio.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!