Antonio Martínez Iniesta reclama a García-Page ayudas directas para el sector   

El vicepresidente de la Peña Taurina Popular, Antonio Martínez Iniesta, advierte de que las ganaderías de lidia de Castilla-La Mancha están en una situación límite por el efecto combinado de la pandemia de coronavirus y la inacción política. De ahí que reclame al presidente de la región, Emiliano García-Page, ayudas directas para un sector que genera millones de euros y miles de empleos en la comunidad autónoma.

A juicio de Martínez Iniesta, la taurofobia de la izquierda apuntala la estrategia del Gobierno castellano-manchego respecto a la fiesta nacional. Consistente, explica, en brindar un apoyo cicatero a un sector que requiere de un respaldo económico importante para sortear la crisis generada por la pandemia, toda vez que las restricciones para celebrar festejos taurinos abocan a diversas ganaderías a la desaparición si no media la ayuda pública.

“A los toros hay que alimentarlos y cuidarlos con independencia de que sobre los ganaderos de lidia penda la crisis causada por el coronavirus”, ha expuesto el vicepresidente de la Peña Taurina Popular, que se hace así eco de las quejas de un sector que no recibe, en opinión de Martínez Iniesta, el apoyo que debería del Gobierno autonómico y que, además, añade, es continuamente vilipendiado por el Gobierno central.

Martínez Iniesta aclara que las ayudas que exige para el sector son merecidas porque, según resalta, la actividad taurina redunda en beneficio de Castilla-La Mancha en los ámbitos de la economía, el empleo y el medioambiente. En este sentido, el vicepresidente de la Peña destaca que los festejos constituyen una fuente de ingresos para los municipios en lo que se celebran y que la pervivencia de la dehesa está ligada a la del toro de lidia.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!