Inicio Entrevistas Víctor Barroso: «El domingo aprendí que la rivalidad y la raza hay...

Víctor Barroso: «El domingo aprendí que la rivalidad y la raza hay que sacarla siempre»

0

  • Entrevista vía: DAVID BUSTOS

Víctor Barroso tiene 16 años y viene del Puerto de Santa María. Perteneciente a la escuela taurina La Gallosina, el pasado fin de semana fue una de las grandes sorpresas en los tentaderos celebrados en la Venta del Batán. ¿La recompensa? Él mismo la adelanta en esta entrevista concedida al medio Arribes Taurinas, volverá a torear en el Batán próximamente. La profundidad de su toreo, unida a un valor sin límites que encandiló a los aficionados madrileños el domingo, hacen presagiar un esperanzador futuro en su carrera y lucha por ser torero. Las previsiones son buenas.

P. Finalizaba un nuevo fin de semana de tentaderos en la Venta del Batán, y en la mente de los aficionados quedaron marcados dos nombres: Joan Marín y Víctor Barroso. Creo que la razón es evidente, fueron los únicos en «sobrevivir» a la exigencia de Martín Arranz y Joselito. Desde su experiencia personal, ¿cómo ha vivido ambos tentaderos? ¿Qué sensaciones tiene, una vez finalizados?

R. Pues la verdad es que lo viví con mucha responsabilidad, y mucho miedo a la exigencia de Don Enrique Martín Arranz y del maestro Joselito. Una vez acabados, me fui feliz y he estado a gusto, pero también agobiado debido a que para las siguientes fases me tengo que exigir y dar más. Pero me encuentro a gusto y feliz.

P. El sábado consiguió despuntar y destacar por encima de sus compañeros, algo que le permitió repetir al día siguiente. El domingo, coloquialmente hablando, fue la confirmación de lo que muchos pensaron desde el tendido: aquí hay futuro. ¿Cómo define su concepto del toreo y cuál cree que fue la clave para conectar con el público y destacar en los tentaderos? 

R. Dentro de mi concepto me gusta dar un poco de variedad. Es cierto que me doblo para llegarle a los animales, pero al igual que también me gusta, cuando el animal me lo permite, torear relajado y a gusto.

P. La rivalidad que se vio durante la lidia de la última vaca fue un factor fundamental para despertar la emoción del público. ¿Falta rivalidad en el circuito actual? 

R. No se que decirte. Rivalidad hay, y el domingo aprendí que la rivalidad y la raza hay que sacarla siempre. No hay que esperar a que el maestro Joselito hiciera lo que hizo para que nosotros diéramos más de nosotros.

P. Viene del Puerto de Santa María, de la Escuela La Gallosina. En 2019 trenzó el paseíllo –entre otras plazas– ni más ni menos que en La Maestranza de Sevilla, con una novillada de La Quinta. No hubo suerte pero imaginamos que fue una noche especial. ¿Cuál es el balance que hace de su temporada en 2019? 

R. La verdad es que la temporada 2019 no ha sido mi mejor temporada. No ha sido bonita, lo he pasado mal debido a motivos personales que me impedían dar más de mi. Espero que la temporada 2020 sea mucho mejor. 

P. Volviendo a lo vivido en El Batán, uno de los aspectos más comentados fue la enorme exigencia hacia los novilleros. Un sector de la afición respaldo esa actitud, mientras otra la consideró «excesiva» y «desproporcionada». Como novillero, ¿cree que es buena esa exigencia para seguir creciendo y mejorando en los ruedos? ¿Piensa que dicha exigencia pudo ser, especialmente el domingo, un aliciente para acabar de entregarse con los animales? 

R. Claro que la exigencia es buena. Hay veces que uno por mucho que le exijan, por un lado o por el otro, tiene que apretar. Pero claro que es buena la exigencia, y sobre todo del maestro Joselito y de Martín Arranz.

P. El propio Martín Arranz comentó en público que daba el visto bueno a su participación en el tentadero del día 19 de enero. ¿Es así? ¿Qué significa para su carrera poder volver a un lugar tan emblemático como es la Venta del Batán? 

R. Claro, si nada lo impide, estaré el 19 de enero. Para mi la verdad es que volver al Batán, bajo la supervisión del maestro Joselito y de Martín Arranz, me pesa mucho porque no quiero defraudar a nadie. Me hace mucha ilusión y me da satisfacción volver.

P. Muchas veces se comenta que los novilleros no deberían de llegar a Madrid habiendo toreado tan poco. Pero a veces es la única opción para muchos jóvenes. ¿Qué piensa al respecto? 

R. Cierto es que hay que ir a una plaza como Madrid con rodaje. Pero hay veces, creo yo, que uno se desespera y si le dan la oportunidad… Yo en esto no puedo decírtelo con certeza debido a que no he pasado por ese lugar debido a que soy sin caballos.

P. Por último, ante la grave situación que viven las novilladas, es inevitable no preguntarle por este problema. ¿Considera que el sector debería trabajará para buscar una solución de manera urgente respecto a las novilladas?

R. Claro, debería de estudiarse el dar más novilladas. El futuro está en ellas, y si no hay novilladas, no hay toreros. Habría, pero menos. 

P. Gracias por atendernos y suerte para el 2020.  

R. A ustedes siempre. Un abrazo fuerte.

  • Imágenes de Víctor Barroso en la Venta del Batán, vía: @AnaLaida

     

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here