Épica e inolvidable tarde de Roca Rey en Bilbao

2 0
Read Time:5 Minute, 8 Second
Feria Taurina de Bilbao – Aste Nagusia 2022:

• Toros de Victoriano del Río para El Juli, José Mari Manzanares y Andrés Roca Rey.

-> El Juli:

  • 1° El primer toro de Victoriano del Río a punto estuvo de saltar al callejón tras su salida de los chiqueros. Lo cuidó El Juli en los primeros tercios pero, a pesar de ello, el astado llegó a la muleta sin excesivas fuerzas y con una evidente falta de humillación. Lo cuajó Julián en una faena larga, a media altura y con algunos muletazos de gran largura. Sin embargo, la sosería del animal provocó que la faena nunca llegara a romper. Además, tardó en caer el toro tras una media estocada. Ovación con saludos tras aviso.
  • 4° Inteligente y sobresaliente fue la faena de El Juli al cuarto toro de la tarde. Él fue el encargado de hacer embestir al toro. O mejor dicho, de cambiarle las embestidas. Nada tuvo que ver el comportamiento del toro -más descompuesto e incierto- en los primeros compases de la faena, con las embestidas -entregadas y con mayor transmisión- que terminó regalando el de Victoriano en el final de la misma. El Juli lo «fue haciendo» poco a poco y terminó pudiéndolo por ambas manos. Faena larga, muy capaz y de mucho poder. El falló con los aceros le impidió cortar una oreja de peso. Saludó una ovación en el tercio.

-> José Mari Manzanares:

  • 2° El segundo ejemplar de Victoriano del Río resultó ser un gran toro, especialmente en el último tercio. Clase, calidad, transmisión, humillación, codicia… El animal tuvo muchas virtudes y dejó entrever una gran condición por el pitón izquierdo. Manzanares, una vez más, no logró cuajarlo con la mano izquierda y basó su faena en la derecha. Hubo un par de tandas ligadas, por bajo y con limpieza, que hicieron sonar la música. Pero el toro merecía más y Manzanares no estuvo. Manzanares no está. Estocada tras pinchazo. Ovación con saludos y fuerte ovación al toro en el arrastre.
  • 5° Otro buen toro se le fue a Manzanares. El quinto ejemplar de Victoriano del Río tuvo buen fondo y embistió con cierta transmisión por ambos pitones. No fue un toro fácil -exigente y más complicado que su primero- y eso hizo que Manzanares se viera sobrepasado en ciertos momentos de la faena. Salvo algunos muletazos sueltos y de poder con la mano derecha, Manzanares no logró cuajar al toro. Como defecto, le faltó algo más de recorrido al de Victoriano del Río. Aún así, resultó buen toro y fue aplaudido en el arrastre. Manzanares saludó una ovación en el tercio.

-> Roca Rey:

  • 3° Salió de toriles el tercer toro con un pitón suelto y dañado, y Matías no tardó en devolverlo a los corrales. Salió el primer sobrero de la misma ganadería para un Roca Rey que volvió a enloquecer al público de Vista Alegre a base de raza y valor. El inicio de faena por estatuarios, con varios cambiados por la espalda, puso en pie a parte de la plaza. El de Victoriano, incierto y complicado, tuvo la emoción del que transmite un peligro constante. Y así fue, tras varias tandas de «guerrear» con las complejas embestidas del animal, Roca Rey dio un paso más allá y se jugó la vida en un final por manoletinas de infarto. Sin embargo, en uno de los pases cambiados, el sobrero de Victoriano se le echó encima y lo cogió de lleno de manera muy fea. Pronto le quitaron el toro de encima y visiblemente dolorido, volvió a la cara del toro y selló otra meritoria tanda por manoletinas. La plaza era un manicomio y una buena estocada hizo caer rápido al toro. Petición de dos orejas y concesión solo de una por parte de Matías. Hoy se impuso la seriedad en el palco, ayer… Pasó a la enfermería Roca Rey tras pasear la oreja.
  • 6° Tras una espera de casi diez minutos y, a pesar de que las recomendaciones médicas eran de no salir a torear, Roca Rey decidió salir y la plaza rompió el tenso silencio bajo el grito «¡Roca, Roca!». Visiblemente dolorido, se estiró a la verónica y dejó un buen saludo capotero. En banderillas, Antonio Chacón dejó un gran par y se desmonteró. Brindó al público Roca Rey entre gritos de «¡torero, torero!» y se echó de rodillas en los medios con evidentes gestos de dolor. El peruano se lo cambió por la espalda en un pase cambiado muy ajustado pero el toro le desarmó y a punto estuvo de ser cogido. Lo evitaron los banderilleros. Se repuso Roca y más en el tercio lo volvió a citar, para seguir con cambiados por la espalda y un pase de pecho que terminó de poner en pie al público bilbaíno. Un par de tandas por el derecho impusieron temple y dominio a la faena. Tuvo mucha nobleza el de Victoriano, que terminó perdiendo celo y algo de fijeza en el tramo final. Totalmente metido el público en la faena, Roca se cambió la muleta a la mano izquierda y, una «zancadilla» del toro, le hizo caer al suelo y quedar a merced del toro. Afortunadamente, Antonio Chacón le hizo un quite que le salvó, probablemente, de una tragedia. Con la plaza de nuevo en pie y totalmente rendida al torero peruano, Roca volvió a la cara del toro y cerró una faena heroica y llena de épica. La estocada, encunándose en los pitones del toro, fue sensacional. Ahora sí, Matías sacó los dos pañuelos de golpe y Roca conseguía una Puerta Grande que, por la fuerte paliza que llevaba, no pudo disfrutar. En vez de salir a hombros, Roca Rey se vio obligado a pasar a la enfermería. A pesar de ello, Bilbao ya había quedado rendida y embebecida con su capacidad. Roca no tiene límites y lo volvió a demostrar con una tarde histórica. No por la belleza de sus faenas o de su toreo, pero sí por su épica, su heroicismo y su valor superlativo. Inolvidable tarde en Vista Alegre.

* En banderillas saludó «Viruta» y Antonio Chacón.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!