Daniel Luque abre la Puerta del Príncipe en Sevilla: tres orejas en la tarde de su consagración

2 0
Read Time:6 Minute, 18 Second

Corrida de toros en Sevilla – Feria de Abril 2022:

* Toros de El Parralejo para El Fandi, Miguel Ángel Perera y Daniel Luque.

-> Primer toro: herrado con el número 40  / «Alpargatero»

Buen aire tuvo de salida el primer toro de El Parralejo en el capote de El Fandi. Quiso medirlo el torero -y apenas picarlo en el segundo puyazo- en el caballo debido a que el animal no estaba sobrado de fuerzas. El Fandi se gustó en el quite por chicuelinas y ese buen trato con el capote tuvo su recompensa en un exitente tercio de banderillas, con el toro arráncandose con buen tranco y prontitud en los tres pares que dejó. De rodillas inició la faena El Fandi, aunque pronto se puso de pie debido al ritmo del astado en esos primeros muletazos. Lo sacó hasta los medios e intentó torearlo con la mano derecha, sin terminar de acoplarse al animal que pareció perder celo y venirse a menos. Cambió a la mano izquierda pero el aire y la falta de entrega del toro por ese pitón hicieron que pronto volviera a la mano derecha. Fue en ese momento cuando el de El Parralejo, que comenzó a quedarse más corto, sorprendió a El Fandi y le propinó un pitonazo seco a la altura de la boca. Abrevió la faena y fue silenciado tras darle muerte.

-> Segundo toro: herrado con el número 51  / «Dulzón»

Por tafalleras intercaladas con chicuelinas despertó Perera los primeros olés en el quite al segundo de la tarde. El de El Parralejo, que resultó algo suelto y le faltó un punto de fijeza -no así chispa, que tuva mucha, al igual que movilidad- de salida, casi no fue picado por orden del matador. De infarto fue el quite por gahoneras de Daniel Luque. Una total declaración de intenciones. Extraordinaria la labor de Javier Ambel con la brega, y un gran tercer par dejó Curro Javier. Saludó una ovación. Brindó al público Miguel Ángel Perera que comenzó la faena por estatuarios y muletazos por abajo para sacárselo más allá de la segunda raya. Buen aire y buenas embestidas tuvo el de El Parralejo en una primera tanda por el pitón derecho que hizo sonar la música. Ganó en fijeza y embistió con codicia y calidad en la muleta de Miguel Ángel Perera, que intentó bajarle la mano para poderle y ligar los muletazos casi en redondo. No terminaba de redondearse la faena, y al natural aquello se descompuso aún más. Por ese pitón el toro transmitía menos y los enganchones no ayudaron a tapar ese defecto. Volvió Perera a la mano derecha y, ahora sí, su firmeza le permitió imponerse en la faena. La mejor tanda. La más rotunda. La última. Con el toro embistiendo con codicia, humillación y mucha clase. Estocada entera de Miguel Ángel Perera pero tardó mucho en caer el toro y eso hizo que sonara un aviso. Muerte de toro bravo la del segundo toro de El Parralejo. Un importante ejemplar aplaudido fuertemente en el arrastre. Oreja para Perera.

-> Tercer toro: herrado con el número 29  / «Traillero»

El tercer toro de la tarde hacía hilo -de salida- en los capotes y eso imposibilitó el lucimiento de Luque en los primeros compases de la lidia. El de El Parralejo midió mucho en banderillas y la labor de los subalternos fue realmente complicada debido a la condición del animal. Lo sacó al tercio Luque y asentado en el albero, le robó una tanda incluso templada y con gusto por el pitón derecho. En la segunda ya el toro protestó más y se metió por dentro en una ocasión poniéndole en apuros. Para evitar que el toro se pusiera más complicado, Luque comenzó a torearle con mucho poder y dejándosela en la cara, logrando ligarle cuatro o cinco muletazos con mucha firmeza y mérito. A mitad de faena, cuando la faena iba a más, el toro le prendió de la pierna y lo levantó por los aires, dándole un pitonazo en el pecho que le dejó muy dolorido. Volvió a la cara del toeo Daniel Luque y, no solo volvió a sacarle una tanda muy meritoria con la mano derecha, sino que también lo intentó al natural. A sabiendas de las enormes complicaciones del toro por ese pitón izquierdo. Faena de entrega y firmeza absoluta de Daniel Luque, que dejó una gran estocada en todo lo alto. Oreja de ley. Dimensión de auténtica figura del toreo la de Luque.

-> Cuarto toro: herrado con el número 61  / «Puntonero»

Irreprochable la actitud y la disposición de El Fandi, tanto el capote como en banderillas. Hasta cuatro pares dejó El Fandi, este último con permiso y el visto bueno del presidente. Sin embargo, el cuarto toro de El Parralejo resultó soso y deslucido, a pesar de tener movilidad y cierta nobleza. La faena navegó sin emoción ni rotundidad, y El Fandi se fue de vacío, dejando eso sí una estocada fulminante que hizo caer al toro sin puntilla. Ovación con saludos para El Fandi.

-> Quinto toro: herrado con el número 31  / «Despótico»

El quinto toro de El Parralejo salió de los chiqueros descoordinado y rápidamente fue devuelto a los corrales. Salió el primer sobrero, también con el hierro de El Parralejo. El toro salía distraído, sin entregarse y tuvo que exponer mucho Ambel en banderillas, con dos buenos pares que le permitieron saludar una ovación en el tercio. Brindó al público Miguel Ángel Perera, que sacó al toro hasta los medios con muletazos exigentes por abajo. El toro de El Parralejo embistió mejor de lo que parecía en las primeras tandas, teniendo cierta humillación y mucho ritmo. Sin embargo, tenía un peligro sordo que hizo que Perera no terminara de apostar por el toro y la faena careció de rotundidad. Muchos altibajos y un punto de brusquedad la del animal que dificultó el lucimiento de la faena, especialmente por el pitón izquierdo. Más firme y por encima del toro estuvo Perera en el tramo final de la faena, que alargó demasiado la misma. Estocada entera pero tendida. Ovación con saludos.

-> Sexto toro: herrado con el número 42  / «Jurista»

La espeluznante cogida a Daniel Luque no le impidió salir a dar muerte al sexto y último toro de la tarde. No terminó el toro de definirse en los primeros tercios pero Luque pareció verle algo, decidiendo brindar la muerte del toro al público. Comenzó la faena el toro embistiendo más descompuesto y rebrincado, pero Luque rápidamente lo sometió por abajo y dejó un puñado de derechazos soberbios. Un remate lleno de torería y un pase de pecho llevándoselo hasta el hombro contrario hicieron rugir a La Maestranza. Siguió Luque sometiéndolo con la mano derecha para luego ir robándole, natural a natural, los muletazos por el pitón izquierdo. Quizás, con menos limpieza de la deseada, pero con el alma puesto en cada muletazo. Y siempre por encima del toro. Consintiéndole mucho. Tragando lo que no está escrito. Volvió a la mano derecha para cerrar la faena con un cambio de mano sensacional. La plaza en pie. Y el final por luquecinas hizo hervir a Sevilla. Había run run de Puerta del Príncipe y la estocada, en todo lo alto, lo convirtió en realidad. ¡Puerta del Príncipe para Daniel Luque en Sevilla! El eterno «buen momento» de Daniel Luque convertido en su gran consagración como figura del toreo. Dos orejas y ovación para el toro, con muchos matices, pero con cierto interés de El Parralejo.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!