Entrevista / Ganadería de Montealto:

P. Vivimos momentos difíciles. Complicados. La pandemia lo paró todo y, aunque la vida parece ir volviendo a la normalidad, el daño para las ganaderías sigue siendo muy notable. ¿Qué medidas tuvisteis que tomar para adaptaros a esta situación inédita como es una pandemia? 

R. La pandemia paralizó todo y el mundo del toro fue uno de los más perjudicados. Los animales no tenían salida y estos comían todos los días y había que cuidarlos. En otros sectores se pudo hacer ertes para los trabajadores, pero en el nuestro no, lo que fue otro impedimento más. Nosotros tuvimos que enviar casi la camada de utreros que teníamos vendida para ese año al matadero, algunos los toreamos en la finca para ver el resultado y otros no. Nos quedamos con unos 15 animales de grandes reatas para cuatreños. Igualmente reducimos el número de erales y de vacas de vientre. La pandemia iba a tener consecuencias muy negativas en los años posteriores por lo que había que tomar decisiones drásticas ya que se iba a producir un excedente de animales en el campo para los siguientes años. El futuro se veía muy negro, por lo que cada ganadero tomó las decisiones que quiso convenientes. En nuestro caso unos meses más tarde fuimos afortunados ya que la Comunidad de Madrid sacó una línea de ayudas para la ganadería brava y nosotros pudimos optar a ellas (no todos fueron afortunados), por lo que gracias a ese dinero hemos podido seguir adelante. De otra manera para nosotros hubiera sido el cierre de la ganadería.

P. El 2021, en número de festejos, ha sido mejor que el 2020. Sin embargo, aún no se ha llegado a los niveles previos a la pandemia. ¿Cómo ha sido la temporada 2021 para Montealto? ¿Se ha logrado lidiar toda la camada de novilladas y corridas? 

R. En nuestro caso este año hemos sido unos privilegiados a la hora de lidiar festejos. Hemos lidiado 5 novilladas picadas, 1 de erales, 1 corrida de toros y hemos participado tanto en la Liga de novilladas de la Comunidad de Madrid como en la Copa Chenel. Visto cómo ha estado el sector nos sentimos privilegiados, ya que hay compañeros que apenas han podido lidiar. El problema ha sido la reducción de festejos, los precios de venta de los animales han sido ridículos y las ganaderías más importantes también han lidiado en pueblos por lo que han quitado mercado también a las más humildes. Todo ello ha hecho que conseguir lidiar y defender los precios más o menos (dentro de cómo ha estado el mercado) para nosotros haya sido un triunfo. De aquí nuestro agradecimiento a los Ayuntamientos que han hecho el esfuerzo de, a pesar de todo, dar festejos de novilladas y por supuesto contar con nosotros. El ganadero siempre resulta el más perjudicado en este tema. Si no se vuelve a una normalidad muchos quedaremos por el camino. Con la subida de los piensos y los bajos precios de venta, no hay quien lo resista.

P. Montealto ha dejado grandes sensaciones este año, tanto en novilladas como en los toros lidiados. Ha habido casta, emoción, bravura, clase… Se han desorejado hasta nueve animales entre novillos y toros, y en total, se han cortado 31 orejas a las 41 reses lidiadas (según datos de Mundotoro). ¿Qué tarde destacaríais de la temporada y por qué?

R. Para nosotros dentro de la buena temporada que hemos echado, nos quedamos con la tarde de Valdetorres (Copa Chenel) y la novillada de Albacete. En Valdetorres lidiamos tres toros con trapío para cualquier plaza de primera y con un comportamiento que hizo que nadie se aburriera, hubo emoción y cuando ese sentimiento aparece en una plaza de toros nadie se aburre. Especialmente hubo un toro de vacas, «Vanidoso» nº 33. Fue un toro muy bravo, con casta pero a su vez humillaba, tenía fijeza y era muy pronto… Un toro de cara o cruz, una pena que no hubo acople con el matador, si hubiera sido así estaría cubriendo vacas. Se premió erróneamente al nº 30 «Caracol» con la vuelta al ruedo, tuvo virtudes que el matador aprovecho, pero no fue de premio. Quizás el presidente quiso premiarlo al darse cuenta del error con el anterior. El último nº 61 «Incansable» fue otro gran toro, bravo, con casta que humillaba y transmitía emoción en cada embestida. Quiero destacar también de esa tarde los tres toros de Los Maños que dieron un gran juego, y con los que los matadores también pudieron triunfar. Cuando salieron sus tres toros primero habían dejado el listón de la tarde altísimo, pero gracias a Dios pudimos estar a la altura y resultó una tarde inolvidable para todos los que estuvieron allí. Podemos decir que ha sido la corrida más interesante de la Copa Chenel y mira que ha habido grandes tardes. Con esa corrida creo que Montealto demostró una vez más que está preparada para lidiar en ferias de más importancia y plazas de otras categorías.

Igualmente, la tarde de Albacete quedó marcada para nosotros por el buen juego de la novillada. Era un compromiso importante y salimos muy satisfechos. Fue una novillada muy cuajada, y muy brava y encastada en la que el público salió super contento, nadie se aburrió. Destacar al novillo nº 31 «Meteorito» que ha sido premiado como mejor novillo de la feria en los trofeos oficiales de la Feria y diversas peñas.

P. Los tres toros lidiados en la Copa Chenel os permitieron haceros con el título de triunfadores de aquella tarde en Valdetorres de Jarama, frente a Los Maños. Repetiréis en la próxima edición. ¿Cómo valoráis estas iniciativas y cómo definiríais vuestro paso por la Copa Chenel? 

R. La Copa Chenel ha marcado un punto de inflexión importante para nosotros por dos motivos. Uno poder lidiar toros, y otro que ha tenido mucha repercusión al haber sido emitida por una televisión pública autonómica. Agradecer la iniciativa desde aquí a la Fundación del Toro de Lidia, la Comunidad de Madrid, el Centro de Asuntos Taurinos de la Comunidad y a Telemadrid. Gracias a ellos se ha podido dar estos festejos que han beneficiado tanto a toreros menos conocidos o toreados, como a ganaderías menos mediáticas, y han ayudado a la economía de los pueblos. Tanto esta Copa como la Liga Nacional de Novilladas han sido una idea que debería permanecer a lo largo de los años por el bien de la Fiesta. Se ha podido comprobar que es un formato que ha gustado al público, con diversidad de encastes y toreros menos conocidos. Ha generado múltiples festejos que nunca hubieran llegado a darse por la pandemia con sus consecuencias muy negativas para la Fiesta.

Nuestro paso por la Copa ha hecho que Montealto vuelva a estar en boca de los aficionados y hemos sentido un cariño que ha hecho que todo lo malo pasado hasta ahora haya merecido la pena.
Ha sido un golpe en la mesa demostrando que hay muchas ganaderías que pueden estar en ferias y no siempre las mismas.  Parece que si la pandemia lo permite habrá segunda edición de la Copa Chenel y las ganaderías premiadas tendrán la ocasión de repetir por lo que estamos felices de poder participar en una segunda edición.

P. Todo ello ha provocado que muchos aficionados madrileños pidan que Montealto vuelva a lidiar en Las Ventas. ¿Valoráis esa opción? ¿Estaríais dispuestos a ello?

R. La ganadería siempre ha estado dispuesta a lidiar en Las Ventas, es nuestra plaza y le debemos mucho. Siempre es uno de nuestros objetivos, si la empresa nos llama, por supuesto que estaremos ahí. Ojalá vuelva la normalidad y se pueda realizar una temporada completa en esa plaza que da cabida a tantas ganadería y toreros.. Todo ganadero sueña con lidiar en la primera plaza del mundo, es un sueño y nosotros queremos repetirlo.

P. Por último, ¿cómo es la camada del 2022 y con qué objetivos afrontáis la próxima temporada?

R. La camada del 2022 está compuesta por un par de corridas de toros para cualquier plaza de segunda y unas 6 novilladas picadas. Nuestro objetivo sería volver a lidiar en alguna plaza de primera, segunda y completar con las ferias de los pueblos . Igualmente nos encantaría volver a Francia. Creemos que todo depende de la evolución de la pandemia, ya que hemos dejado unas expectativas muy buenas este año y la gente quiere ver nuestros animales en la plazas. Por ello afrontamos de nuevo la temporada con ilusión y con el deseo de que esto se recupere poco a poco y que todos los ganaderos puedan ver sus animales lidiados en plazas, en festejos populares o en encierros y que no tengan que ser enviados al matadero porque sería la desaparición del sector. Sin toro no hay Fiesta.

P. ¡Gracias de nuevo, mucha suerte y un saludo!

R. Agradeceros vuestro interés y desde aquí pedimos que se abran los carteles, tanto en toreros como en ganaderías, ya que se ha demostrado con la Liga Nacional de novilladas y la Copa Chenel que hay grandes toreros jóvenes apartados y grandes ganaderías con mucha bravura en el campo. Muchas gracias y ojalá en 2022 se den muchos más festejos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!