Pánico, tensión, peligro, angustia… son muchos los adjetivos que servirían para describir el susto que protagonizó el pasado domingo un toro por las calles de Brihuega (Guadalajara). El animal levantó y tiró una talanquera durante el encierro matinal. Pudimos presenciar una auténtica tragedia si el toro llega a escapar por las calles del pueblo; sin embargo, gracias al esfuerzo de corredores y aficionados, el animal no llegó a salir del recorrido y se pudo volver a colocar el vallado en su sitio. El vídeo habla por sí solo, a continuación lo adjuntamos: 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!