El pánico se apoderó el pasado sábado de las calles del municipio de Brihuega (Guadalajara) cuando un toro, el último del concurso de recortadores que se estaba celebrando con motivo de la final del certamen Alcarreño de Oro, se escapó de la plaza tras romper varias puertas y salir por la Puerta Grande del coso hacia las calles. Durante su escapada, el toro hirió a dos hombres de 73 y 64 años antes de ser finalmente abatido para evitar una tragedia mayor en Brihuega. La Federación Taurina de Guadalajara ha emitido este comunicado para aclarar la polémica:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!