En la  plaza de toros de Roquetas de Mar (Almería) ha tenido lugar la primera semifinal compuesta por seis de los doce alumnos que pasaron, a juicio del jurado, a la segunda fase. Este proyecto, organizado por la Asociación Andaluza de Escuelas Taurinas Andaluzas y patrocinado por la Junta de Andalucía y Canal Sur TV, está ya en la recta final, pues a esta semifinal continuará la que se celebrará el sábado día 14 en Navas de San Juan, donde los otros seis clasificados se enfrentarán a un encierro de Apolinar Soriano. De estas dos novilladas se elegirán a seis que el día 21 en Almedinilla, firmarán, o no, su inclusión en la final del día 28 en Villacarrillo.

Ignacio Candelas actuó en segundo lugar y fue el primer triunfador de la tarde Ignacio Candelas, de la Escuela Cultural de Tauromaquia de Ronda, que se fue a porta gayola y después le enjaretó al burel dos afarolados de rodillas que pusieron la plaza a hervir. Su faena con la franela fue muy variada y algunas veces profunda mezclando el toreo fundamental con el espectacular. Así surgieron unos pases cambiados por la espalda muy ovacionados. Cerró su actuación con unas ajustadas manoletinas. Una estocada le puso en las manos las dos orejas de su enemigo mientras este recorría el ruedo arrastrado por las mulillas y arropado por las palmas de los tendidos.

El dicho popular afirma que no hay quinto malo y Víctor Barroso (segundo triunfador de la tarde) de la Escuela Cultural de Tauromaquia «La Gallosina» del Puerto de Santa María, puede dar fe de que esta tarde ha sido así, pues por la puerta de chiqueros salió un animal diferente totalmente a sus hermanos, con embestida franca y humillando. Con este enemigo enfrente, Barroso, no tuvo más que dejar hacer a su tauromaquia y aunque al principio lo tuvo que amoldar a embestir luego toro y torero se fundieron en un abrazo artístico de muchos quilates. Con que limpieza interpretó este chico el toreo. Candenciosas y templadas las series brotaban para deleite de los tendidos, cuyas tres mil gargantas, coreaban olés que se escucharían en Almería. Que torería, que toreo más armónico y ortodoxo. Fue un dechado de virtuosismo en toda la magnitud de la palabra. Esta tarde Víctor Barroso ha dado un aldabonazo en la mesa diciendo, a voz en grito, que quiere ser torero. Las dos orejas fue su premio y al noble y bravo animal no se le honró con la posterior vuelta al ruedo ¡Cosas verdes amigo Sancho!

Abrió plaza Manuel Olivero, de la Escuela Taurina de Lucena, que por lo que le hemos visto esta tarde y en anteriores ocasiones no tiene suerte en el sorteo. Hoy en Roquetas ha vuelto a vérselas con el novillo más áspero e incómodo que se revolvía antes de finalizar el pase lo que le ocasiono que lo volteara un par de veces. Sin embargo su actitud de volver a la cara con las mismas ganas le supuso que el público estuviera de su parte en toda su labor, salpicada con algún pase de mérito, y le obligara a saludar desde los medios envuelto en una gran ovación, cuando dobló el animal.

El tercero fue el turno para Manuel Casado, de la Escuela Cultural Taurina «Frascuelo» de Granada, que recibió a su enemigo con una larga cambiada de rodillas para luego, ya erguido, estar bullicioso y vistoso con el capote. Banderilleó con acierto y decisión y tomó la muleta para comenzar de rodillas con unos redondos de muy buena factura. Aunque después tuvo algunos trazos de calidad, su faena  no llegó a alcanzar altas cotas, incomodado por el fuerte viento y por la poca colaboración del animal. No obstante el chico derrochó voluntad y ganas. El público abroncó al presidente por no concederle el segundo trofeo.

En representación de la Escuela Taurina de la Diputación de Málaga, actuó en cuarto lugar Julio Alguiar que se fue a porta gayola a esperar la salida de su oponente. No cuajó la idea como hubiera deseado el torero y el respetable, pero cuando le endilgó unas verónicas de mucho garbo, el panorama cambió. Julio desarrolló toda su labor por la diestra, ya que el pitón derecho era más potable y el animal embestía con más convicción. Por el otro el animal se revolvía como una exhalación hasta el punto de que le echó mano y hubieron de recogerlo de la arena las asistencias, pero cuando iban camino de la enfermería, el chico se recuperó de la conmoción instantánea y volvió al ruedo a presentarle cara al novillo. Detalle que agradeció el tendido que le aplaudió a rabiar. Siguió con la faena, con altibajos, por culpa de la res y culminó con manoletinas.

Cerraba la tarde Mario Navas, representante de la Escuela Taurina de Salamanca. Este alumno mueve muy bien los brazos lo que  realza el saludo capotero. Con la muleta comenzó con unos doblones de rodilla genuflexa que fueron auténticos carteles de toros. Gracias a su técnica y conocimientos enhebró una faena muy compacta luciendo al animal más de lo que en realidad era. Se aperreó con la tizona y eso le privó de tocar pelo. Y esto fue todo lo que dio de sí esta primera semifinal. La próxima el día 14 en Navas de San Juan ¡Ahí nos vemos!.

Plaza de toros de Roquetas de Mar – (Almería). XXVII Ciclo sin picadores retransmitido por Canal Sur TV. “Primera Semifinal”. Entrada: “Lleno” asistiendo tres mil personas sobre aforo permitido. Ganado: Seis novillos de Martín Carrasco, bien presentados, poco colaboradores y flojos de remos algunos. En una palabra un encierro complicado y «esaborío». Al segundo se le dio la vuelta al ruedo y se privó al quinto, con más calidad, del mismo premio. El primero fue el menos toreable, más incómodo y con peligro sordo. Manuel Olivero: Ovación con saludos. Ignacio Candelas: Dos orejas tras aviso. Manuel Casado: Oreja con fuerte petición de la segunda. Julio Alguiar: Ovación con saludos. Víctor Barroso: Dos orejas. Mario Navas: silencio.

Incidencias:

Al término del paseíllo se guardó un minuto de silencio y se interpretó el himno nacional. El viento, a veces en rachas fuertes, condicionó de alguna manera el desarrollo de la lidia. Candela y Barroso salieron de la plaza a hombros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!