Los toros de la ganadería de Jandilla siempre han sido temidos en el encierro de Pamplona por su peligrosidad, y motivos suficientes hay para ello. Uno de esos días «negros» de su paso por Pamplona fue el 12 de julio del año 2004. Era el sexto encierro de San Fermín y el parte médico posterior al encierro recogió hasta ocho corredores heridos por asta de toro. Además de estos, otras diez personas fueron también hospitalizadas por diversos traumatismos y contusiones. A pesar de que el encierro resultó accidentado en su conjunto, el momento de mayor peligro se vivió en el callejón de la plaza de toros de Pamplona, dónde se produjeron varios montones -tapones- de corredores. Entre todos los heridos, destacó el percance del famoso corredor Julen Madina, que sufrió hasta cinco cornadas en el callejón de la plaza. El encierro duró tres minutos y catorce segundos desde los corrales de Santo Domingo hasta los chiqueros del coso taurino. A continuación, podréis volver a disfrutar del encierro en vídeo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!