«Cepillero», de la ganadería de Cebada Gago, sembró el pánico por las calles de Pamplona. El encierro del día 9 de julio del año 1999 se saldó con siete corneados. Un encierro de infarto. Lleno de terror. Una fiera se apoderó de las calles de Pamplona. Sus pitones eran balas. Dentro vídeo: 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!