Era el segundo encierro de los Sanfermines del año 2016. Los toros de Cebada Gago, tan queridos y temidos en Pamplona, protagonizaron un encierro a la ‘antigua’ con toros sueltos y la manada completamente disgregada desde el inicio del recorrido. Tan solo un toro llegó a la plaza de toros junto a los cabestros, el resto quedaron sueltos y algunos se volvieron hacia atrás. Los momentos de tensión y peligro fueron innumerables. Hasta dieciséis personas fueron trasladadas al Hospital y siete resultaron heridos por asta de toro. El encierro duró 5 minutos y 46 segundos. Dentro vídeo:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!