El primer toro de la ganadería de Miura lidiado el domingo en Cuéllar -correspondiente al matador Rafaelillo- protagonizó momentos de tensión tras saltar al callejón. Afortunadamente, todos los profesionales que se encontraban en el callejón pudieron ponerse a salvo y no hubo que lamentar heridos. Para bien o para mal, Miura nunca defrauda y la emoción está asegurada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!