El trapío de los toros siempre es un tema que genera debate entre los aficionados y profesionales del mundo del toro. Este año, por sus peculiaridades, no iba a ser menos. En un momento en el que la pandemia parece llegar a su final, y la temporada taurina coge vuelo, tanto los toreros como los recortadores están haciendo un esfuerzo por lidiar toros cinqueños y evitar que vayan al matadero. Sin embargo, el trapío de estos toros ha generado división de opiniones. Antonio Ojeda, recortador, se muestra crítico con la lidia de toros -en concursos de recortadores- de tanta seriedad en plazas de tercera categoría: «Una barbaridad me parece ya la manera que se está teniendo de limpiar el campo en los concursos de recortes. Está claro que siempre hemos salido con todo y nunca hemos tirado atrás con ningún tipo de encastes ni tamaño, pero los puntos a los que se está llegando en este inicio de temporada está llegando ya al borde de la vergüenza bajo mi punto de vista. Soltar algo así en una plaza de 3ª categoría me parece vergonzoso y excesivo. Muchos estarán de acuerdo y otros muchos no, pero este es mi punto de vista y creo que no es algo que favorezca al espectáculo«, asegura. Una crítica con una clara referencia al toro de la ganadería de Arauz de Robles -muy serio y de gran trapío- que se lidió en la final del concurso celebrado en Añover de Tajo (Toledo). 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!