La Peña Popular Taurina propone que la historia del toreo se incluya en los libros de texto de Castilla-La Mancha. El vicepresidente de la organización, Antonio Martínez Iniesta, argumenta que la aportación de la fiesta a los ámbitos cultural, económico y medioambiental de la región constituyen razones suficientes como para que este arte se refleje en las materias escolares.

Martínez Iniesta aclara que es preciso confrontar la realidad del mundo del toro con la demagogia de la corriente animalista, cuyo relato cobra fuerza por la dejación de la clase política dirigente, maniatada, a su juicio, por prejuicios que impiden que surja un contrapeso argumental para que los niños adquieran conocimiento de la importancia del sector taurino.

El toreo es cultura, es economía y es medioambiente, según el vicepresidente, quien para corroborarlo alude a las manifestaciones artísticas relacionadas con el toreo, a la cantidad de dinero y empleo que proporciona el sector y al mantenimiento de las dehesas. Lo que otorga al toreo relevancia suficiente como para que lo tenga en cuenta el ámbito educativo.

La incidencia del toreo en la literatura, la pintura, la arquitectura y la música revela que es una expresión artística, en tanto que como actividad económica genera millones de euros y miles de puestos de trabajo. En cuanto a su aportación al hábitat, sin toros no existiría la dehesa, un ecosistema cuya supervivencia está ligada en exclusiva a esta especie.

En base a estos argumentos Antonio Martínez Iniesta defiende que en las escuelas de Castilla-La Mancha se enseñe la aportación de la tauromaquia a la cultura, a la naturaleza y al PIB. De esta manera, expone, se informaría a los escolares sobre la trascendencia de un sector que es atacado sin que quienes tienen el deber político de defenderlo les expliquen sus beneficios.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!