* Crónica vía: DAVID BUSTOS


Los tendidos de Zafra registraron una pobre entrada debido a la poca promoción del festejo enmarcado dentro de la Gira de Reconstrucción 2021. «Pastueño» de José Luis Pereda fue aplaudido de salida por su gran trapío. Cualquiera diría que Zafra es una plaza de tercera y no de segunda o de primera. Robleño lo recibió a la verónica y el de Pereda cumplió sin excesos en el caballo. Con buen aire en banderillas, Robleño inició la faena de muleta con grandes muletazos por abajo, y varios remates llenos de torería y empaque. El toro, en esa primera tanda, embistió con ritmo y transmisión. Confiado y con la figura desmallada, Robleño siguió con la mano derecha dejando muletazos templados y sentidos. El público se metió pronto en la faena pero el toro mostró rápido su falta de regularidad, obligando a Robleño a perderle pasos y a bajarle más la mano para que no protestara. No obstante, su brusquedad por el pitón izquierdo sirvió para confirmar que el toro ya se había venido a menos, faltándole fondo y más entrega. Volvió a la mano derecha sin mucho éxito antes de irse a por la espada. Sin embargo, Robleño sorprendió a todos con una extraordinaria tanda al natural antes de entrar a matar. Dándole su espacio, sin meterse demasiado en sus terrenos, pero alargando su -noble- embestida con limpieza y mucha suavidad, el torero volvió a meter al público en la faena. Una gran estocada le permitió cortar una oreja de ley.

El segundo toro de José Luis Pereda, castaño de capa, tenía mucho menos trapío que el anterior ejemplar y pasó desapercibido hasta el último tercio. Se dobló con él en el tercio Salenc, genuflexo, y dejó algún muletazo muy meritorio por abajo. Aunque el toro tendía a salir algo suelto y hacia fuera, Salenc intentó ligar los muletazos con la mano derecha y cuajó varias tandas llenas de limpieza -le faltó más acople- y disposición. Sin apenas perderle pasos debido a una mayor calidad del toro por el pitón izquierdo, Salenc se gustó toreando al natural. En cuanto vio que el toro se venía un poco abajo, el torero cambió de mano e impuso un punto más de exigencia -algo acelerado por momentos- a la tanda por el pitón derecho. Cuando tiró de él, el toro embistió mejor -con nobleza y cierta clase- y la movilidad del de José Luis Pereda le permitió a Salenc completar un final de faena entonado. El toro, enclasado, fue a más. Final por manoletinas y la estocada, entera, cayó algo trasera. Oreja y vuelta al ruedo al toro.

Un trasteo con la mano derecha le sirvió a Robleño para sacar al tercio al tercer toro de la tarde. El toro, hondo y cuajado, se vino abajo pronto -habia dejado mejores sensaciones durante su lidia- y careció de empuje. Esa falta de movilidad y recorrido ya en la segunda tanda de la faena deslució y dificultó la labor de Robleño, que intentó sacarle uno a uno los muletazos por el pitón izquierdo. A la defensiva el de José Luis Pereda, Robleño se echó encima de él en un arrimón final por el pitón derecho. Voluntad sin recompensa del torero, que abrevio ante la falta de fondo del toro. Falló con los aceros. Ovación con saludos tras aviso.

Astifino y con una seriedad por encima de la categoría de la plaza, el cuarto toro de la tarde fue ovacionado de salida. Rehuyó del caballo en la primera entrada y peleó más en el segundo puyazo. El público esperaba más y el inicio de faena, con un toro que bajo la persiana muy pronto, supo a poco. Pronto tuvo que acortar distancias Salenc, firme y por encima del toro en todo momento. El de José luis Pereda, completamente a la defensiva, resultó parado y deslucido. No le dio opciones de triunfo a Adrien Salenc. Le metió bien la mano en la suerte suprema, aunque la espada cayó algo contraria. Oreja.

Plaza de toros de Zafra (Badajoz). Primer festejo de la II Gira de la Reconstrucción. Menos de un cuarto de entrada dentro del aforo permitido. Toros de José Luis Pereda, bien presentados y de variado juego. El segundo, de nombre «Licorero» y herrado con el número 107, fue premiado con la vuelta al ruedo. Fernando Robleño: oreja y ovación con saludos tras aviso; Adrien Salenc: oreja y oreja.

  • César del Puerto saludó en banderillas.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!