El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acompañado de la vicealcaldesa, Begoña Villacís; la portavoz y delegada del Área de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz; y el delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, ha comparecido hoy tras la reunión de la Junta de Gobierno para informar de la decisión de solicitar al Gobierno central la declaración de zona catastrófica para Madrid tras el paso de la borrasca Filomena por la capital. 

La solicitud de la declaración de zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil se ha realizado tras estudiar las consecuencias que la borrasca, que sacudió Madrid los días 8 y 9 de enero “superando todas las expectativas anunciadas por la AEMET”, lo que provocó la mayor nevada registrada en los últimos 100 años. 

“En esta ciudad cayeron 1,25 millones de kilos de nieve a lo largo de las 30 horas que estuvo nevando de manera ininterrumpida, lo que supone 23,2 millones de metros cúbicos de nieve” ha dicho el alcalde, quien ha reiterado que “estas cifras nos permiten afirmar que se ha producido una catástrofe en la ciudad de Madrid con grave afección al funcionamiento global de la ciudad, a bienes personales y materiales de los madrileños y al desarrollo de la actividad económica”.   

Además, ha añadido el alcalde, “al tsunami de nieve que ha sufrido la ciudad” se ha sumado un descenso drástico de las temperaturas, “un fenómeno meteorológico que no se conocía en esta ciudad desde los años 40 del siglo pasado y que ha alcanzado picos de diez grados bajo cero de manera recurrente durante las tres últimas noches”, lo que ha provocado que la gran cantidad de nieve caída se haya convertido en hielo y “ha acrecentado aún más los daños sufridos en esta ciudad”. 

Daños ocasionados

“Hemos cuantificado aproximadamente que, en estos momentos, la ciudad de Madrid ha sufrido daños por valor de 1.398 millones de euros, calculados en función de los daños causados a la actividad económica madrileña y a infraestructuras y bienes del Ayuntamiento” ha dicho Almeida, quien también ha señalado que a estas pérdidas hay que añadir la valoración de daños materiales ocasionados en bienes y propiedades privadas. 

Según el informe preliminar del que ya dispone el Ayuntamiento, Filomena ha causado, entre otros, desperfectos y hundimientos de cubiertas, desplome de marquesinas o paños de fachadas en edificios e instalaciones municipales cuyo coste de reparación puede ascender a 75 millones de euros. Asimismo, será necesario acometer reparaciones en aceras y calzadas por valor de 110 millones de euros. 

Por otra parte, la nieve ha dañado gravemente más de 150.000 árboles en el viario y zonas verdes, ocasionando rotura de ramas o su caída, lo que supondrá un coste de retirada y traslado del arbolado dañado de 27 millones de euros y requerirá de la reposición de casi 70.000 unidades con un coste de 70 millones de euros. A lo que hay que sumar los daños y pérdidas también de arbolado en los parques históricos y singulares de Madrid, además de los de la Casa de Campo. 

Los servicios públicos también se han visto notablemente afectados, generándose una pérdida de ingresos por prestación del servicio de la red de EMT estimada en 30 millones de euros. 

Asimismo, la situación ha afectado a la totalidad de los alumnos de la ciudad por el cierre de colegios, institutos y escuelas de educación infantil y más de 125.000 usuarios de instalaciones municipales deportivas y culturales no pudieron acceder a las mismas. Además, 36.000 ciudadanos perdieron sus citas programadas para realizar trámites administrativos en el Ayuntamiento de Madrid. 

Por su parte, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, ha remarcado que esa cuantificación económica “es estimativa y nos sirve como punto de partida, pero somos muy conscientes de que cuando podamos evaluar los daños, haciendo los cálculos con las distintas áreas, esta cifra va a aumentar”. 

Villacís ha mostrado su preocupación por la vuelta a las clases, prevista para el próximo lunes 18 de enero, “porque son 500.000 alumnos los que no han podido asistir a sus centros educativos, pero en estos momentos tenemos registradas 125 incidencias en 87 colegios y lo más importante es garantizar su seguridad en el regreso a las aulas”. La vicealcaldesa ha recordado “el drástico descenso en el consumo que ha vivido la ciudad, que han sufrido sectores como el pequeño comercio y la hostelería, entre otros, y que se ha traducido en unas pérdidas de 998 millones de euros a día de hoy”. 

Amplio operativo

El alcalde también ha explicado el operativo puesto en marcha por el Ayuntamiento para paliar las consecuencias de Filomena: “A día de ayer estaban trabajando en las calles de Madrid más de 7.230 personas y hoy hemos incorporado 1.100 personas más cuyo cometido principal será analizar el estado de todo el arbolado de la ciudad de Madrid y tomar las medidas necesarias para evitar riesgos en la integridad de las personas”. 

Asimismo, ha informado de que se han vertido más de 33 millones de kilos de sal en las calles; hay una flota de más de 1.000 vehículos trabajando, de los cuales 200 son máquinas quitanieves, “lo que nos ha permitido, unos días después de que dejara de nevar, que 1.784 calles de Madrid estén despejadas de nieve y 2.000 estén despejadas parcialmente, además, hay abiertos al tránsito peatonal más de 700 kilómetros de aceras de la ciudad”. Según ha subrayado Almeida, se trata de “un esfuerzo ingente que no tiene precedentes en Madrid que se va a seguir dotando con lo que sea necesario para poder recuperar la normalidad lo antes posible”. 

Almeida ha anunciado que los servicios de recogida de residuos ya están operativos al 100 % desde la noche de ayer, lo que ha permitido recoger 1.100 toneladas de residuos. Asimismo, ha explicado que la movilidad poco a poco está volviendo a la normalidad; en vías como la M-30 ayer ya circularon más de 350.000 vehículos y la EMT transportó a más de 125.000 viajeros. En la mañana de hoy ya ha trasladado un 27 % más que en la de ayer. Más de 450 autobuses y 34 líneas de la EMT ya funcionan en estos momentos. 

El alcalde ha mostrado su agradecimiento al Gobierno de la nación y a la Comunidad de Madrid por la coordinación y la dotación de medios para paliar la situación, así como a los madrileños por su paciencia y compromiso con la ciudad y a los trabajadores de los servicios públicos del Ayuntamiento que “nuevamente han dado lo mejor de sí mismos y han vuelto a hacer lo que parecía imposible”.

* Imagen de portada, vía: AYTO MADRID


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!