* Crónica vía: DAVID BUSTOS


Otro mano a mano acogió la localidad de Estepona en un intenso fin de semana en cuanto a programación taurina se refiere. Daniel Luque y Jiménez Fortes se acartelaron con una corrida de la ganadería de Montalvo. Cuatro toros dentro de la Gira de Reconstrucción organizada por la Fundación Toro de Lidia.

Muy sentido y agusto se encontró Luque con el capote en el recibimiento al primer toro de la tarde. El de Montalvo, muy dormido e incierto en los primeros compases de su lidia, no terminó nunca de definirse ni de entregarse. Luque, que inició la faena con un inteligente trasteo por abajo, no logró que la faena rompiera debido a la poca emoción del toro. El animal, noble pero con sosería y punteando en el final del muletazo, no permitió el lucimiento al matador. Únicamente destacó una tanda por el pitón derecho a media altura en la primera mitad de la faena. Posteriormente, la labor de Luque estuvo condicionada en todo momento por la poca entrega del toro. Ovación con saludos tras leve petición.

Un punto más de ritmo y de codicia tuvo el segundo toro de Montalvo desde su salida. Solventó las dificultades con el capote Jiménez Fortes, antes de dejar paso a sus banderilleros, que protagonizaron un lucido tercio de banderillas. El inicio de faena por abajo le sirvió a Fortes para coger confianza ante la exigencia del toro de Montalvo. No fue tarea fácil acoplarse a él, puesto que apretaba mucho y puso en apuros a Fortes en varias ocasiones. Le costó acoplarse a él en las primeras tandas; sin embargo, en la corta distancia Fortes sacó su versión más capaz y de mayor valor, toreando por circulares y dejando remates con mucho gusto en el tramo final. El toro, noble y exigente, transmitió importancia en todo lo que hizo. Se dejó torear por ambos pitones el de Montalvo. Estocada efectiva pero defectuosa. Oreja.

Suelto y sin celo en el capote salió el tercer toro de la tarde. Difícil se lo puso el de Montalvo a los banderilleros debido a esa soltura que impidió el lucimiento de Luque con el capote. No tiró la toalla el torero que comenzó la faena por abajo, dominando las embestidas del toro y metiéndole por momentos en la muleta. Inteligente fue Luque que no le quito la muleta de la cara y giró sobre su cadera para ligar los muletazos de una lograda tanda con la mano derecha. Más difícil lo tuvo al natural, por ese pitón el toro no quería apenas pelea y se rajaba. Esfuerzo y actitud mostró Luque, que siguió apostando por la mano derecha para exprimir hasta el final al toro. Se movió el toro, pero sin humillar cuando embistió y con mansedumbre desde el principio. Estocada y dos golpes de descabello. Oreja.

Verónicas rodilla en tierra, una media soberbia y un quite por tafalleras. Así comenzó Fortes la lidia del cuarto y último toro de la tarde. Un comportamiento muy similar a la del primero de la tarde tuvo este cuarto de Montalvo: incierto y dormido en el último tercio, sin llegar a definirse. Fortes, por encima de su oponente y consciente de la humillación del toro, le robó varios naturales de gran profundidad antes de que el animal intentara rajarse. Mucho mérito tuvo también el final de faena, con Fortes tragando mucho en la corta distancia y sobreponiéndose a las complicaciones del toro. Muy incierto el de Montalvo y muy firme el torero. En serios apuros le puso el toro también a la hora de matar, pero finalmente Fortes consiguió meterle la mano y le cortó una oreja.

Estepona. 8 de noviembre de 2020. Gira de Reconstrucción. Aforo limitado a causa de la pandemia. Toros de Montalvo, correctos de presencia y deslucido juego salvo el segundo. Daniel Luque: ovación con saludos tras leve petición y oreja; Fortes: oreja en ambos.

  • Saludó Raúl Ruiz tras banderillear al segundo de la tarde. 

* Imagen de portada, vía: Juan A. Viedma (Asociación Nacional de Fotógrafos Taurinos) 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!