«Descreído» fue un toro extraordinario. De los que reivindican la bravura en el ruedo, de los que cumplen con nota en los tres tercios. Todo lo hizo de verdad, con esa exigencia propia de los toros bravos. «Descreído» fue un toro sobresaliente dentro de una gran corrida de Victoriano del Río en Nimes. Un encierro, serio en cuanto a su presencia y trapío, que se mostró por encima de la terna. A pesar de ello, Enrique Ponce cortó tres orejas en total, Curro Díaz dio una vuelta al ruedo frente a su segundo toro y Emilio de Justo cortó un trofeo a su primero.

Nimes (Francia). Feria de la Vendimia. En torno a 3/4 de entrada dentro del aforo permitido. Toros de Victoriano del Río y Toros de Cortés (3º), bien presentados y de buen juego. El tercero de la tarde, de nombre «Descreído» y herrado con el número 154, fue premiado con la vuelta al ruedo. Enrique Ponce: oreja tras aviso y dos orejas; Curro Díaz: ovación con saludos y vuelta al ruedo; Emilio de Justo: oreja y ovación con saludos. 

  • El picador Germán González fue ovacionado en el tercer toro de la tarde y Pérez Valcarce saludó tras parear al sexto ejemplar.

* Imagen de portada, vía: PRENSA EMILIO DE JUSTO


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!