El raseteur Kévin Bruguière falleció hace tan sólo unos días en la plaza de toros de Vallabrègues. La noticia fue recibida con mucho dolor por todos los aficionados a las corridas camarguesas. Ayer, con la presencia de todos los compañeros de Kévin, se celebró un emotivo funeral en la plaza Jean Brunel de Vauvert. Las imágenes hablan por sí solas.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!