José Garrido salvó la tarde en Añover de Tajo. A pesar de la enorme expectación que suscitó la corrida por su seriedad y el prestigio de la ganadería, el encierro de Murteira Grave no cumplió con esas expectativas. Tan sólo el sexto levantó el ánimo de los allí presentes, también beneficiado por la entrega de Garrido. Juan Leal no tuvo su mejor tarde y se fue de vacío, mientras que Sergio Serrano cortó una oreja a su primer toro.

Añover de Tajo (Toledo). En torno a media plaza dentro del aforo permitido. Toros de Murteira Grave, bien presentados pero decepcionante juego. Destacó el sexto toro. Sergio Serrano: oreja y palmas; Juan Leal: palmas tras aviso y silencio; José Garrido: silencio y dos orejas. 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!