La noche de ayer en Fuengirola estuvo marcada en tres actos: la gran faena de Emilio de Justo al sobrero que hizo de segundo, el de mayor nobleza de un deslucido encierro de Manuel Blázquez; el esfuerzo titánico de Ponce con el complicado cuarto y, por último, la emotiva vuelta a los ruedos de Jiménez Fortes, que estuvo arropado toda la noche por el cariño de la afición a pesar de las nulas opciones de triunfo que le dio su lote. Enrique Ponce cortó dos orejas, y Emilio de Justo una.

Fuengirola (Málaga). II Corrida Nocturna de Verano. Lleno dentro del aforo permitido. Toros de Manuel Blázquez (un sobrero lidiado en segundo lugar), correctos de presencia pero deslucido comportamiento. Enrique Ponce: oreja y oreja tras aviso; Emilio de Justo: ovación y oreja; Fortes: silencio tras aviso y ovación con saludos. 

  • Imagen de portada, vía: TAUROEMOCIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!