«Marismero» ya es semental de la ganadería portuguesa de Murteira Grave. El mismo toro que estuvo a punto de quitar la vida al ganadero hace unos meses, tras herirle gravemente en el campo, ahora ha conseguido «salvar su vida» con el beneplácito de su criador. Tras su lidia en Campo Pequeno (Lisboa), su nuevo destino ha sido de nuevo el campo bravo. La vida eterna. Así lo contaba el propio ganadero en su cuenta:

O Marismero, já regressou aos campos do Templo do Toiro Bravo! O toiro que salvou a vida ao ganadero…Ontem foi a vez…

Gepostet von Murteira Grave am Freitag, 7. August 2020


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!