El 13 de julio de 2018, Juan José Padilla trenzaba su último paseíllo en su feudo, Pamplona, y al grito de ‘Illa illa illa, Padilla maravilla’ o ‘Padilla quédate, Padilla quédate’ el torero jerezano quedó emocionado como nunca en el día de su despedida.

No fue una tarde más para Juan José en Pamplona dentro de la Feria de San Fermín. La despedida que le brindaron las peñas de sol y el respetable de sombra, jamás se olvidará. Padilla, ha sido y será siempre ‘Ídolo de Pamplona’.

La despedida más sonora y clamorosa vista en una plaza de toros, la vivió él, ‘El Ciclón de Jerez’ que atravesó el umbral de la Puerta Grande con un clamoroso triunfo de tres orejas ante una gran corrida de Jandilla.

Coincidiendo con tal efeméride el torero jerezano Juan José Padilla ha sido objeto de un cálido homenaje por parte de un veterano corredor, Iñaki González. El pamplonica ha entregado al ‘Ciclón de Jerez’ un preciado recuerdo de tan histórica tarde: ‘Los dos toros de su despida triunfal de Pamplona, los astados “Jugoso” y “Decano”, de la ganadería de Jandilla’.

Juan José Padilla visiblemente emocionado por tan importante homenaje ha señalado que: Estoy muy emocionado y agradecido a mi amigo Iñaki González por tan precioso homenaje. Iñaki representa a todos esos aficionados que han sabido respetarme en mi carrera y que me han entregado tanto cariño. Aunque me haya retirado yo jamás me iré de mi Pamplona. Estos dos ejemplares estarán en un lugar de honor de mi casa, al igual que siempre estará San Fermín. Pamplona y su afición eternamente en mi corazón’.

  • Imagen de portada e información, vía: Eventos Taurinos Multimedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!