Miura y Pamplona son como dos hermanos siameses: inseparables. «¡Qué sería de San Fermín sin los miuras!», pensarán muchos. La historia de Miura en Pamplona es larga y de mucho interés. Tanto en el encierro –por la mañana- como en la corrida, por la tarde. En este caso, desde Arribes Taurinas vamos a recordar el encierro del día 12 de julio del año 2009. Un encierro que duró cinco minutos y que tuvo un protagonista indiscutible: «Ermitaño», el toro de Miura que sembró el pánico en el callejón. Tras quedar rezagado desde Mercaderes, «Ermitaño» completó el recorrido del encierro de manera lenta, peligrosa y accidentada. Cinco heridos por asta de toro recogía el parte médico tras concluir el encierro. A continuación, el vídeo al completo: 


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!