Inicio Artículos Buenos días, señor Iglesias

Buenos días, señor Iglesias

0

  • Artículo vía: DAVID BUSTOS

Buenos días, señor Iglesias. Le escribo desde el respeto, aunque probablemente no me lea. Me cuesta creer que no tuviera tiempo para ello, porque permítame decirle que tener más de veinte ministerios en el Gobierno no es poca cosa… Pero bueno, más allá de eso, soy consciente de que no convivimos en el mismo lado del «Muro de Galapagar». Usted en el de lo «políticamente correcto», yo en el de lo «incorrecto». En esto no tendremos mucho debate, señor Iglesias. Según su manera de pensar, siempre hay un sector de la sociedad oprimido por la clase «dominante», y aquí, al otro lado del muro, ya sufrimos su opresión. 

Soy taurino y no me averguenzo de serlo. Soy español y no escondo mi nacionalidad. Soy demócrata y respeto profundamente los derechos y libertades de las personas. Soy tolerante y acepto que haya opiniones distintas a la mía. Soy… ¿Todo en mi es incorrecto, verdad, señor Iglesias? Ni taurino, ni español, ni demócrata, ni tolerante… Jamás llegaré a ser ese «superhombre» que usted representa. Jamás conseguiré absorber la mente de las personas con un tono más propio de Jesús en la Última Cena, que del vicepresidente del Gobierno de España debatiendo en sede parlamentaria. Así han funcionado siempre las sectas, y de corazón, su papel lo hace fantásticamente. Valdría para Hollywood. 

Aprovecho también para decirle que las chaquetas de su «compatriota» -como tanto os gusta decir en rueda de prensa últimamente- Amancio le quedan muy bien. Cierto es que quizás, le queden algo grandes, pero nada distinto a lo que ocurre con el puesto que ejerce dentro del Gobierno. Señor Iglesias, esta mi opinión y no una información. Lo aclaro para que su compañero Marlaska no lo confunda con un bulo. Es curioso que el Gobierno lleve mejor la cuenta de los «bulos», que el de fallecidos por coronavirus. 

Siento haberme ido del tema señor Iglesias, pero acostumbrado a ver cómo su Gobierno elude cada día las preguntas de los periodistas en rueda de prensa, uno coge malas manías. Le escribía para decirle una cosa muy breve. Casi tan breve como el cariño que siento hacia usted. Me incomoda su incultura, su intolerancia, su maldad. Me incomoda ver que desde el Gobierno de España se señale y se discrimine a un sector de la sociedad por su manera de pensar o de entender la vida. Sus vidas. Señor Iglesias, me incomoda su presencia en el Gobierno de España, pero lo respeto. Y le voy a explicar el porqué de ello. Respeto su presencia en el Gobierno de España porque respeto la democracia. Sé que seguramente no es el modelo de país que preferiría para nuestro país, pero afortunadamente es el que habíamos conseguido tener. Le pido por favor, que no acabe con él. Ah, y si me permite una última cosa. Señor Iglesias, como aficionado a los toros no le pido que se sienta cómodo con nosotros. Le pido que nos respete y que cumpla la ley. Buenos días y espero que vaya todo bien al otro lado del Muro. Aquí estamos algo peor. 

  • Imagen de portada, vía: EFE

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here