• Columna vía: DAVID BUSTOS

La cuarentena nos está haciendo reflexionar mucho. Incluso sobre cosas que nunca nos habíamos planteado, o que simplemente teníamos en el baúl de los recuerdos de nuestro cerebro. Es cierto también que esta compleja situación nos está haciendo vivir todo con más intensidad, mirar las cosas de otra manera y valorar la libertad como un privilegio, y no como algo más en nuestras vidas. Decía hoy Chapu en su Cuaderno de Notas que eso de que «éramos felices y no lo sabíamos», no es verdad. O al menos en su caso. Y en el mío tampoco. No me digan que antes no era feliz. No se equivoquen cuando dicen que esto nos va a ayudar a ser mejor sociedad. Sí, claro que seremos mejor sociedad una vez pase todo, pero si todos juntos vamos a lograr superar esta pandemia, es precisamente porque antes de que llegara, también habíamos hecho cosas bien.

Teníamos cosas buenas en nuestras vidas. Muchas. Igual que también otras malas. Yo, y seguro que muchos de vosotros y vosotras también, ya tratabamos cada día de hacer feliz, a quien nos hacía feliz. De sacar sonrisas, a quien nos hacía reír. De dar abrazos, a quien con sus manos nos cuidaba y nos daba su cariño. Yo, y seguro no soy el único, echamos en falta dar y recibir ese beso que tanta paz nos transmite, no por ser algo nuevo, sino porque ya era parte de nosotros. Citando de nuevo al gran Chapu, en su Cuaderno hacía referencia a que ahora mismo deberíamos de estar haciendo la cuenta atrás para San Fermín si no hubiera llegado a nuestras vidas esta maldita enfermedad. Sin embargo, la cuenta atrás ahora es otra. Que llegue ya ese maldito pico, por favor. 

  • Imagen de portada, vía: ARRIBES TAURINAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!