• Columna vía: DAVID BUSTOS

Madrid está dolida. Está sufriendo como hacía tiempo que no lo hacía. Madrid está viviendo una auténtica pesadilla. Cada día que amanece, cada corazón que esta maldita enfermedad detiene, es una lágrima que recorre el rostro de cada madrileño y madrileña. Nuestra ciudad, la ciudad de todos los españoles, está siendo avasallada por una pandemia que mantiene al mundo encerrado y con el corazón en vilo. Dicen que somos chulos. Pero no, no nos enorgullece liderar esa maldita curva de contagiados y de fallecidos. Estamos siendo duramente golpeados por un enemigo invisible. Un combate que no tengan duda: ganaremos. Madrid vencerá y volverá a sonreír.

Todos aquellos que hoy vierten su odio contra ella por ser la más vulnerable, mañana la querrán. Mañana abarrotarán la Gran Vía bajo las luces de Navidad. Mañana pasearán por el Retiro y navegarán en sus barcas junto a sus parejas. Mañana inundarán sus perfiles de fotografías en la Puerta del Sol. Mañana vendrán a ver toros a la Monumental y presumirán de haber pisado la plaza que quita el sueño a cualquier torero. O de pisar el Museo del Prado. Mañana sentirán esa bienvenida sin complejos y con los brazos abiertos de una ciudad, que además de castiza, es solidaria. Es de todos. 

  • Imagen de portada, vía: ARRIBES TAURINAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!