El portavoz de la Fundación Toro de Lidia, Chapu Apaolaza, compareció ante la Comisión de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Parlamento de Navarra en representación del mundo del toro para defender la asistencia de menores a espectáculos taurinos y escuelas taurinas. Tal y como ha explicado la FTL, «esta intervención es la respuesta del mundo del toro a la comparecencia del pasado 22 de enero en la que entidades antitaurinas fueron invitadas para solicitar al Parlamento de Navarra que modificase la legislación para elevar a 18 años la edad mínima para poder asistir a corridas de toros y escuelas taurinas«. 

Apaolaza ha destacado que «prohibir o censurar la tauromaquia supone reducir las opciones de libertad de los ciudadanos y pone en riesgo la propia diversidad de la fiesta en la que conviven de manera grandiosa y donde se encuentran gente con sensibilidades culturales, festivas, estéticas y políticas deliciosamente distintas. ¿Se imaginan si abriéramos un debate sobre todas las cosas que suceden en Pamplona que no son del gusto de una parte de la población?»

Por último, Chapu ha desmentido que haya evidencias científicas que demuestren la existencia de efectos negativos hacia los menores por presenciar festejos taurinos: «¿Qué dice la ciencia sobre la presencia de menores en las plazas de toros? El único estudio científico realizado en España sobre el impacto de la tauromaquia sobre menores fue el encargado por la Comunidad de Madrid en 1999 a cuatro equipos independientes (incluyendo tres universidades españolas). El estudio lleva como nombre “Posibles repercusiones psicológicas de las corridas de toros en niños menores”. El resultado general demostraba que no existen implicaciones psicológicas negativas para los menores. En México también han estudiado recientemente el posible efecto negativo concluía que no se apreciaba ninguna implicación psicológica negativa en los menores por el hecho de asistir a espectáculos taurinos. Y, por último, el trabajo científico más reciente llevado a cabo en España es la tesis doctoral realizada en 2017 por el doctor David Guillén con el título “Bienestar y recursos psicológicos en alumnos de escuelas de tauromaquia”. Los alumnos de las escuelas son los más expuestos al hecho de la lidia del toro puesto que son ellos mismos los que lo ejercen con sus propias manos. En el estudio del Dr. Guillén se establece que los menores que torean tienen más recursos adaptativos a los problemas y experimentan más momentos de felicidad que la media». A continuación, el vídeo de su intervención al completo: 

  • Imagen de portada, vía: FTL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!