• Redacción vía: JUAN JOSÉ MONRÓY

El caballo que montaba un niño a las tres cuarenta y tres de la tarde vestido de vaquero andaluz salía a la húmeda arena de la Plaza de Toros La Santamaría la tarde en la que actuarían José Arcila, Moreno Muñoz y David Martínez quien confirmaba alternativa. Los tres colombianos lidiarían los toros santacolomeños puros de la ganadería Vistahermosa que volvía a La Santamaría después de muchos años de ausencia.

Salía Alosnero al ruedo bogotano, un toro muy en el tipo y bien rematado al que Martínez, quien confirmaba, no entendió. El toro fue pronto, bravo y encastado. Pelió bien en el caballo. En la única buena tanda que le pegó, el toro humilló y embistió largo. Desafortunadamente Martínez no le bajo la mano como se debía en las demás tandas. Alosnero tuvo una muerte de resaltar, aguantó la espada pulmonar que ejecutó el torero por más de un minuto y medio. Merecida vuelta al ruedo al toro.

En el primer turno de José Arcila le correspondió un cárdeno toro, al que recibió y llevo al caballo por cacerinas. Y empezó a torear con la muleta con el pase de la silla hasta los medios, donde el toro se lastimó los cuarto traseros cuando cayó haciendo una vuelta campana. Lo toreó de buena manera y remató con estatuarios arriesgando. Lo mató en todo el hoyo de las agujas, el toro quedó sin puntilla. Los tenidos le pidieron mayoritariamente dos orejas, algo excesivas, las primeras dos orejas concedidas en la temporada bogotana.

En tercer lugar le correspondió a Moreno Muñoz un toro al que se le picó excesivamente y por lo que se aplomó antes del segundo tercio. En la muleta el toro se quería resguardar en tablas, pero Muñoz insistía en torear en los medios, donde no pudo hacer mucho. Mató bien, el toro aguantó. Silencio.

En el segundo turno de Arcila le correspondió un buen toro que empujó muy bien en el caballo, humilló en la muleta y fue pronto. Y esto lo aprovechó en torero manizalita para ligar una buena faena. Fue entonces cuando el toro le golpeó duramente, desorientándolo. Pero contrario a lo que se piensa, Arcila se vino arriba y remató la faena con unos naturales perfectos cuando el toro ya se desentendía de la muleta saliendo con la cabeza a media altura. Enterró los aceros de buena forma, sin embargo, el toro se comió la espada y cayó sin puntilla. Oreja merecida para el torero y palmas para el toro.

A Muñoz le correspondió un cinqueño cuajado y abierto de caras. Y salió huyendo tres veces del caballo. El toro se rajó y el torero trató de lidiarlo en las proximidades de toriles pero ni eso quería el animal. Al tratar de igualarse toro y toreo dieron mas de una vuelta entera al ruedo, ya que el de Vistahermosa quería cualquier cosa menos la muleta de Muñoz. Tres avisos. Silencio.

Al último turno de la lidia ordinaria, Martínez, Garrido y Santana (estos dos últimos subalternos colombianos de resaltar de alto nivel) banderillaron juntos al toro. En el tercio de muleta el torero empezó de rodillas pero el toro lo miraba constantemente sin querer nada con la muleta. Después de un par de tandas, enterró un tercio de espada pescuecera que no soltó y con eso fue suficiente para que el toro no necesitara puntilla.

Debido a la mala suerte de Moreno Muñoz, este decidió torear un séptimo toro, Lanzallamas. Un animal bellísimo, nacido en enero de dos mil quince, cárdeno, corniveleto, de perfectas hechuras, el cual embistió de manera impecable en el caballo. Y de ipso facto se aplomó, dejando así al torero bogotano sin opciones y dejando comodato curioso de la tarde su pésima surte en este sorteo. Fue el mismo Muñoz quien pasaportó sin pena ni gloria al toro, pinchando en hueso repetidamente hasta sonar los dos avisos. Cariñosas palmas.

Cuarta corrida de la Temporada Taurina de Bogotá. Toros de Vistahemosa, impecables de presentación, desiguales de comportamiento. Resaltaron 1, 2 y 4 de manera extraordinaria. José Arcila: dos orejas y oreja de peso. Moreno Muñoz: silencio tras tres avisos  y silencio tras dos avisos y palmas. David Martínez: silencio y vuelta al ruedo al toro y silencio.

  • Imagen de portada, vía: CASA TOREROS 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!