• Crónica vía: DAVID BUSTOS

Ajalvir siempre ha sido un «aperitivo» para los numerosos corredores que abren la temporada corriendo por sus calles. Un aperitivo desde el respeto, y en referencia al escaso margen de tiempo que hay siempre entre los encierros de Ajalvir y los de Valdemorillo. Estos últimos son palabras mayores. Es otro nivel. Ahí hay que llegar bien… Por eso Ajalvir también es importante. Para probarse y para tomar contacto con el toro. Este año, desgraciadamente, tan sólo hubo dos encierros. Hoy se celebró el segundo, de nuevo con tres toros, y el resultado fue similar: uno de los toros rezagado en el inicio del recorrido, algún problema que otro con los bueyes, y carreras explosivas. Afortunadamente no hubo heridos, y eso siempre es positivo. 

La capea también fue similar a la de ayer. No hubo un toro completo, pero sí matices y detalles sueltos: la salida del primero, hasta que se metió por dentro en alguna ocasión y todos vieron cuál era su condición; la rivalidad entre maletillas, con algunas tandas muy meritorias o la primera parte de la lidia del último ejemplar, con una salida emocionante y buenas sensaciones. Sin duda, la sosería y el poco juego del segundo toro fue la parte negativa de una suelta que volvió a llenar la plaza de Ajalvir hasta arriba. ¡Da gusto! Solo falta que vuelvan las corridas y novilladas.

En vídeo, los mejores momentos de la segunda capea en Ajalvir

  • Imagen de portada, vía: ALBERTO YUSTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!