El final del 2019 tuvo, sin duda, dos nombres que destacaron por encima del resto: el novillero Tomás Rufo y el matador de toros Antonio Ferrera. Rufo, que ya había dejado grandes actuaciones en Las Ventas durante el resto de la temporada, consiguió abrir la Puerta Grande en la Feria de Otoño tras cortar dos orejas, una a cada novillo de Fuente Ymbro. Por su parte, Antonio Ferrera volvió a abrir por segunda tarde consecutivatras conseguirlo en San Isidro, cortando tres orejas la Puerta Grande en el coso de la calle Alcalá. Esta vez, en una encerrona que más allá de los trofeos, resultó histórica por su variedad y la emoción del conjunto de la tarde. Por último, adjuntamos un pequeño vídeo-resumen de los mejores momentos de la encerrona: 

  • Imagen de portada, vía: PLAZA 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!