• Redacción vía: ARRIBES TAURINAS

El Museo del Prado continúa inmerso en una gran polémica tras presentar a Francisco de Goya como un pintor antitaurino en la exposición «Sólo la voluntad me sobra«. Sin embargo, el propio museo se contradice así mismo en su página web. La biografía de Goya, disponible en formato online para cualquier usuario, recoge la correspondencia con su amigo Martín Zapater. En ella, Goya reconoce una vez más su afición a las corridas de toros e incluso, admite haber toreado en su juventud. A continuación, les mostramos el extracto de la biografía de Goya en el que se hace mención a su afición a la Fiesta: «La correspondencia con su íntimo amigo revela las aficiones de Goya, además de demostrar lo buen hijo, hermano y padre que era y la cálida relación con sus amigos. Le gustaban las corridas de toros, incluso Moratín decía, ya en los años de Burdeos, que Goya se jactaba de haber toreado en su juventud, pero también asistía al teatro, a la ópera y a los conciertos de música en la Corte«. De esta manera, el Museo del Prado deja en evidencia los argumentos de José Manuel Matilla, jefe de Conservación de Dibujos y Estampas del Museo del Prado y Manuela Mena, ambos co-comisarios de la exposición y defensores de la teoría antitaurina sobre Goya

El Museo del Prado presenta a Francisco de Goya como un pintor antitaurino

  • Imagen vía: biografiasyvidas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!