El diestro Javier Cortés ha comparecido hoy ante la prensa desde el Hospital La Milagrosa de Madrid, junto al Dr. David Antolín, director de Central Ocular y jerfe del Servico de Oftalmología del hospital; y la Dra. Marta de la Fuente, jefa del Servicio Médico del hospital La Milagrosa. «Tiré la moneda y salió cruz«, explica Cortés en referencia a la fatídica tarde de la cogida –grave contusión ocular y herida por asta de toro en región maxilar derecha– en Las Ventas. Además, reconoce que «nunca se olvidará del toro de nombre `Golfo´, del Marqués de Albaserrada«, animal que lo hirió de gravedad. 

«En la enfermería pensé lo peor. Pensé que podía morir, pero no la persona, sino el Javier Cortés torero«, relata emocionado Cortés, agradecido también por todas las muestras de cariño recibidas por parte de la afición, profesionales y ganaderos. Según el equipo médico, la intención del torero madrileño es reaparecer la próxima temporada a pesar de no tener visión por el momento –cabe destacar que sí conserva el globo ocular, ya que este fue reconstruido tras el gravísimo percance– en el ojo dañado. De hecho, Cortés ha afirmado que «como torero, está más vivo que nunca». 

  • Imagen vía: MANOLO MOLÉS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!