La ganadería de Santiago Domecq ha hecho pública la curiosa historia del semental «Pantera», herrado con el número 5. Dicho ejemplar estuvo el pasado año en los corrales de la Plaza de Toros de Málaga; sin embargo, fue rechazado por el equipo veterinario por «falta de trapío». Por ello, el ganadero decidió tentarlo en su finca y, debido a «su gran comportamiento y su buena reata«, decidieron echarlo el pasado invierno a las vacas. Así lo relata en su cuenta de Twitter el propio ganadero, que además reconoce a un seguidor que «ese día sufrió una impotencia grande«. 

  • Imagen vía: SANTIAGO DOMECQ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!