El primer encierro del Pilón de Falces transcurrió con rapidez pero sin excesivas caídas durante la bajada de las vacas de la ganadería de Manolo Merino. La manada salió compacta aunque estirada del `corralillo´ y tan sólo en el tramo final del encierro una vaca tomó la delantera poniendo un punto más de exigencia a la carrera. Según informan fuentes sanitarias, no hubo que realizar atenciones destacables


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!