Dos minutos y cuarenta y cinco segundos​ marcaba el reloj cuando los novillos de Pincha llegaban a los corrales de la Plaza de Toros de Tudela. El primer encierro de sus fiestas patronales se desarrolló con rapidez y sin heridos de gravedad. Sin embargo, sí se vieron caídas y un gran susto en el tramo final. Un joven cayó a merced de la manada y los pitones de varios toros rozaron su cuerpo. A continuación, el vídeo del encierro: 

  • Imagen vía: SER NAVARRA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!