Inicio Crónicas La Palmosilla devuelve el encierro a su sitio

La Palmosilla devuelve el encierro a su sitio

0

  • Crónica vía: DAVID BUSTOS

Penúltimo encierro sanferminero, con debut ganadero incluido, y gran mañana la que hemos vivido por las calles de Pamplona. La Palmosilla puso el encierro en su sitio. Del que nunca debió irse. Del que nadie dudo nunca y que, a día de hoy, no pone a todos de acuerdo. Y a muchos enfadados. A los corredores, aficionados… A ellos también hay que cuidarles y tenerles en cuenta. Los de La Palmosilla ya lo avisaron en el encierrillo nocturno, varios toros se abrieron a ambos lados de la calle y otros encabezaron la manada, por delante de los bueyes durante la primera parte de la carrera. El encierro matinal fue el mejor ejemplo de lo que piden los corredores: más impredecibilidad, más opciones de lucimiento y sobre todo, menos protagonismo de los bueyes. Hoy, sin duda alguna, no lo tuvieron.

Hasta cuatro toros llegaron a ir en cabeza de carrera. ¡Cuatro! Ni soñando podríamos haber imaginado esta situación hace unos días. Un lujo de encierro. Emoción a cada segundo, corredores en la cara del toro exponiendo y cuajando grandes carreras, y ni un sólo corneado. Eso se pedía días atrás. Nadie quiere heridos, aunque es parte de la Fiesta, está claro que no es esa la reivindicación. A nadie le gusta que un toro le levante por los aires. Ni verlo ni mucho menos sentirlo. El encierro de la Palmosilla finalizó con un tiempo de 02:12 segundos y la velocidad de los ejemplares fue la gran culpable de ello. También de alguna de las caídas que se vieron en el recorrido, ya que más de un corredor arriesgó demasiado introduciéndose entre toro y toro. Sin embargo, además de rapidez, los toros también dejaron entrever su nobleza. No hubo derrotes feos a los lados y sí un tranco largo y regular. La bajada al callejón fue un verdadero sprint olímpico. A pesar de ello, San Fermín tuvo que hacer acto de presencia a modo de milagro. Uno de los toros rompió la camiseta de un joven tras meter uno de los pitones por la manga de la camiseta. La inercia de la carrera. De esas imágenes que impactan y te convencen de que los milagros existen. 

  • Imagen vía: DIARIO DE NAVARRA (vía Reuters)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here