Los corredores, principalmente de la calle Estafeta, han realizado una sentada antes del encierro para protestar contra la «desnaturalización» de los mismos. El «exceso» de entrenamiento de los bueyes ha provocado que sea muy complicado coger toro por las calles de Pamplona. La frustración de los corredores es muy notable y el enfado es generalizado. 

  • Imagen vía: @javitaurino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!