• Crónica vía: DAVID BUSTOS

7 de Julio. Día del Patrón en Pamplona y este año, en fin de semana. Mucha afluencia de público y mucho miedo tras un año esperando la llegada de este día. Los nervios antes de romper el hielo y descorchar los encierros sanfermineros se encuentran a flor de piel. Tres cánticos y un cohete abren paso a seis toros del Puerto de San Lorenzo hacia el casco antiguo de Pamplona. En el horizonte, el caos. Una marea de emociones. De corredores. Algunos expertos, otros con un futuro esperanzador por delante. También, porque no decirlo, algunos inconscientes. Ellos son uno de los grandes peligros del encierro. El ‘colorado’ del Puerto fue quién mandó en la Cuesta de Santo Domingo, de la cuesta a Estafeta. Allí comenzó el dominio de los cabestros que no cedieron la cabeza de carrera hasta llegar a la Plaza de Toros. La manada se abrió desde el inicio, se estiró entre una velocidad frenética y el esfuerzo de algunos «habituales» por lograr una carrera fugaz en Santo Domingo. El de pelaje colorado fue el único que lo permitió por su situación en la calle. Estafeta, con algunas caídas a merced de los animales, se desarrolló con cierta limpieza y sin muchas opciones de coger toro. Sin embargo, antes de alcanzar el tramo de Telefónica, varios mozos cayeron junto al último de los toros provocando que quedara rezagado. En ese momento, «Pitinesco» hizo hilo a un hombre que parecía más estar de paseo por Pamplona que corriendo el encierro. La voltereta fue fuerte y el susto seguro que lo fue más. Mientras tanto, el cuarto y quinto toro entraban al callejón protagonizando varios sustos. Uno de ellos cogió a un corredor y provocó varias caídas a su entrada al coso pamplonés.

«Pitinesco» quería fiesta. Sus derrotes, sus miradas. El mérito de los corredores tirando de él para guiarlo hasta la plaza. Pudo «armarse gorda» y todo quedó en peligro. En emoción. Un chute de afición a la antigua. Con el reloj marcando 02:41 segundos, se enchiqueraba al último toro. El parte médico en ese momento recogía la asistencia a tres heridos por asta de toro y varios corredores contusionados. La corrida será lidiada esta tarde por los matadores Emilio de Justo, López Simón y Ginés Marín.

  • Imagen vía: DIARIO DE NAVARRA (vía Reuters)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!