El novillero Diego San Román abrió la Puerta Grande de Pamplona en el primer festejo de la Feria del Toro; el espada mexicano cuajó con firmeza y mucho valor a un buen novillo -al que le cortó las dos orejas de manera generosa- de Pincha. El tercero. Un novillo que fue premiado con la vuelta al ruedo debido a su gran juego, con embestidas llenas de fijeza y trasmisión. Sin embargo, el resto del encierro resultó decepcionante en comparación con el éxito ganadero del pasado año en San Fermín. 

Francisco de Manuel y Antonio Grande, sin suerte con su lote, se fueron de vacío. 

Pamplona. Primer festejo de la Feria del Toro. Festividad de San Fermín. 3/4 de entrada en los tendidos. Novillos de Ganadería de Pincha, bien presentados pero con complicaciones y algunos deslucidos. El tercero, premiado con la vuelta al ruedo. Francisco de Manuel: silencio en ambos; Antonio Grande: silencio y ovación con saludos; Diego San Román: dos orejas y silencio.

  • Imagen vía: @javitaurino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!