Tras una fuerte cogida cuando se disponía a ejecutar un cierre de faena por bernadinas, López Simón se tiró a matar de una manera incomprensible al tercer toro de la tarde en Madrid: tiró la muleta a la cara del astado y, sin fuerza ninguna, intentó enterrar el acero a cuerpo limpio. No hizo bien la suerte suprema y los continuos errores con la espada hicieron que perdiera un posible trofeo. A continuación, el vídeo de lo sucedido: 

  • Imagen vía: @LasVentas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!